Noticias de la California 1733(?) … Animales domésticos y fieras(tigres y castores) , plantas, arboles y el Maná de Baja California

Esta Historia es un extracto del Libro NOTICIAS DE LA CALIFORNIA el texto lo capture tal y como viene escrito en el texto original la letra (S) esta sustituida por una (F) como esta originalmente en el escrito antiguo de 1733.

Hallafe en la California cafi todas todas las efpecies de animales domefticos, que sirven al ufo común en Efpaña, y en Mexico; pues aunque no los encotraron ellas los miffioneros, los tranfportaron defpues de la cofta de Nueva-Efpaña, y en la California han probado muy bien caballo, Mulas, Jumentos, Bueyes, toda efcie de ganado Cabrio, de lana, y de Cerda, y últimamente Perros, y Gato. En la California fe hallan dos efpecies de montería, que no fe conocen en la antigua, ni en la Nueva-Efpaña. La primera es la que los californios, en la lengua Monqui, llaman taye. Efte es una animal de la corpulencia de un ternero de año y medio, muy parecido a el en la figura: la cabeza es femejante a la de los venados; las haftas extraordinariamente grueffas, pero parecidas a las del Carnero: la pefuña grande, redonada y hendida, como la de los bueyes: el pelo como Venado, pero mas corto, y algo manchado: la cola pequeña, y la carne fabrosa, y regalada. La fegunda efpecie diftingue en poco del carnero manfo, aunque es mucho mas corpulento, y crecido. De efta especia hay de dos colores, blancos y negros, y todos muy lanudos, fiendo la lana muy a propofito para hilar, y texer: la carne es agradable al paladar, y andan en manadas por los montes.

Tambien fe encuentran Venados, Liebres, Conejos, y Verrendos, que no dexan de abundar, aunque los Indios matan muchos en fus cacerias. Tampoco fon raros los Coyotes; nombre tomado de la Lengua Mexicana, con que en Nueva-Efpaña apellidan a cierta efpecie de Perros montefes, que pueden equivaler a las Zorras, y Vulpejas de Efpaña; pues en los Coyotes fe hallan las mifmas aftucias, y habilidades, que se cuentan de las Zorras, aunque no fon parecidos a ellos en fu figura. Hanfe vifto también algunos Leopardos, que fon los que en el Reyno de Mexico llaman Leones. Pocos años ha matado los indios un Lobo, y affeguraron, que jamas hvian vifto femejante animal; lo que prueba, que fon pocos, andando los indios continuamente en los montes. Frecuentemente fe hallan Cabras, Gatos, y Puercos montefes en las serranías. El Padre Torquemada (28) efcribe, que en el Puerto de Monte-Rey fe hallaron Oftros muy grandes: otros animales femejantes a los que llaman Antas; y otros, cuya defcripcion es la mifma, que la que hemos dado de los Tayes, fuera de algunas cortas diferencias, porque dice, que fon tan grandes como novillos, y la hechura como de Ciervo: el pelo como de Pelicanos y largo de una qarta: el cuello, y el pefcuezo largo: en la ceza unas haftas muy grandes como de ciervo; y la cola de una vara de largo, y media de ancho; y las patas como de Buey hendidas. El mifmo Padre refiere, que en la Bahia de San Bernabe, junto al Cabo de S. Lucas, fe encontraron Tygres, y que los indios, entre otras cofas, traxeron a los efpañoles pieles de eftos animales.

https://navegantecalifornio.files.wordpress.com/2015/07/e2ff0-008califonria4.png?w=411&h=293

Ultimamente, lo mas raro, que en efta materia fe ha encontrado en la California, es un efpecie de animales muy femejantes a los caftores, fi ya no lo fon. Hallolos año 1733 el Padre Sigifmundo Taraval en fu viage a las Islas de los Dolores, en un parage, que llamo San Andres, diftante quatro jornadas, y media de la Mision de San Ignacio. Defcubriernse tantos juntos, que mataron los de la comitiva mas de veinte, perfiguiendolos folo con palos, y el Padre embio a Mexico algunas pieles, Supone, que eftos animales fon amphibios, como los caftores, pero no dice, fi hallaron en ellos la rara qualidad de Architectos, labrando fus cafas, y viviendas fobre los Rios, con las maravillosas precauciones, providencia, y gobierno, que fe observa en los caftores de la Canada.

De Infectos terreftres hay los generos comunes, y mas aquellos, que fuele abundar en tierras calientes, como fon Vivoras, culebras de varias efpecies, Samanquefas, efcorpiones, alacranes, arañas, Cien-Pies, Grillos, Hormigas, Lagartos, Lagartijas,; y una de las relaciones añade las Tarantulas; pero fin advertir, fi la mordedura caufa aquella enfermedad rabiofamente alegre, que las Tarantulas de la Calabria, que obligan al que se halla tocado fu veveno a baylar, fin fofsiego, entre fuertes convulfiones, hafta exhalar el alma, o hafta que se temple su fueros con ciertos tonos de música, (29) Ultimamente, aunque el temple de California fea ardiente por lo general, no fe experimenta aun en la playas húmedas la molestia de infectos, que persiguen a los racionales, y a los brutos, como Pulgas, Chinches, Niguas y otros, ya comanes, ya propios de la America.

Entre las aves es mayor la variedad. De las que Firven para el fuftento, se hallan Tortolas, Garzas, Codornices, Faysanes, Perdices, Ganfos, Patos, Anades, y Palomas torcaces. Tampoco faltan aves de rapiña como Gaviles, Buytres, Alcones, Mochuelos, Quebranta-Hueffos, y otras, a que fe añaden los Cuervos, y Grajos, que en Nueva-Efpaña, con vocablo Mexicano, llaman Zopilotes, y otros, que llaman Auras. De la Aves Nocturnas hay Buhos, y otros muchos pajaros pequeños, no viftos en otras partes, ni mencionados por los naturalftas, pero de los quales no dan Relaciones el nombre, ni la descripción. Entre las aves cantoras se cuentan cafi todas las efpecies de la antigua, y Nueva-Efpaña, como son algunos ruiseñores, y aunque raros, Calandrias, Gorriones, Triguerillos, Tortolas, Cofontles, y otras femejantes, veftidas de plumas de varios colores. E P. Torquemada dice,, Que en puerto de Monte-Rey hay Abutardas, Pavos Reales, Patos, Gorriones, Golondrinas, Anfares, Ganfos, Tortolas, Tordos, Sirgueros, y Cardenales, Codornices, Perdices, Zorzales, Aguanives, Grullas, y Buytres, y otros pajaros de hechura de gallinas de las Indias, que fueron las mayores, que fe tuvieron en el Viage (Del General Vizcaino) que de una ala a la otra tenían diez y fiete palmos. Añade: que hay Zarapicos, Gaviotas, Cuervos, y otras muchas Aves marítimas.

El mfmo Autor dice, que en la isla de la Affuncion se hallaron muchos alcatraces, cuyas calidades, pues también fe ven en varios parages, de la California, Fera bien decir, fegun las defcribe Fray Antonio de la Affuncion, a quien copia con eftas palabras: El fustento (dice) de los alcatraces es de sardinas, y otros peces de menor quantia. Son eftas aves, a modo de ganfos muy grandes,: el pico es de mas de una tercia, y las piernas fon largas como de Cigüeña, y la hechura del pico y patas como de Ganfo tienen eftos animales, o pajaros un grandifsimo buche, que en algunos cabe cafi una botija Perulera de agua, y en el recogen, como en una bolfa, lo que maftican, para traerlo a fus hijos, y lo echan en el fuelo unido, como quien vomita, para que fus hijos se fustenten: Son entre si aves muy socorridas, y fe ayudan unas a otras, como si tuvieran ufo de razón: porque si alguna de ellas efta enferma, coja, o manca, y que no puede bufcar fu fuftento, las demás se lo traen alli, y se lo ponen delante: y efto lo vio por experiencia en la Isla de San Roque, donde yo halle atado un alcatraz con un cordel delgado, y quebrada una ala, y alrededor de el muchos montones, de sardinas muy buenas , y grandes, que los demás fus compañeros le havian traido para fu fuftento, y era ardid, que ufaban los Indios para tener ellos que comer: porque enviendo, que los demás Alcatraces habían traido abundancia de fuftento, ellos que estaban en zelada, acudían de improvifo, y espantaban a los que acompañaban al prefo, y fe enfeñoreaban de la prefa. Secretos del Cielo, Para Fuftento del Hombre ¡

Afsi como el temple, y calidades de la tierra no es uniforme en la California, afsi tampoco los es en la producción de los Arboles y Plantas. La punta de la península, azia el Cabo San Lucas, es tierra mas llana, fértil y templada, que todo lo demás, y afsi efta mas vertida de Arboledas. En lo rftante hfta las ultimas Misiones por el lado de la Cofta Oriental, no fe ha hallado hafta ahora madera a propofito para hacer vigas con que techar: y si hay algunas iglefias, y piezas techadas con vigas, Fe han llevado por mar desde Cinaloa, Solo en el territorio de Guadalupe fe hallan los Guaribos, de que se formo la Balandra El Triumpho de la Cruz, para el defcubrimiento del Golfo, que referiremos defpues. Bien en la Bahia de la Magdalena, en la Cofta exterior, fegun, el Padre Torquemada, copiando al Padre Afcencion, Fe hallo uno muy grande corral. Hecho en la Mar, de cafi media legua, todo con vigas gruefas, que los indios tenían para fus pefquerias, Las Sierras en todo efte largo trecho, o eftan del todo desnudas de cofa verde, como la sierra Pintata, o quando mas, se viften de matorrales pequeños, de Xaras, Zarzas, Mangles, Mezquites, y otras efpecies de Arboles poco crecidos, y de muchos Frutales Fylvestres: unos fe hallan en Europa, otros propios de la America. Eftos abundan mas en las coftas, que participan mayor humedad, y en las caxas de los arroyos, donde también fe ven Juncos, Mimbres, y Carrizos, afsi como en las Charcas y pantanos, en que fuelen fumirfe los mismos arroyos y las aguas de las lluvias. Tambien Fuelen hallarfe en las Playas, y en las quebradas de los Montes angunos Sauces, y Palmas, efpecialmente azia el Cabo de San Lucas.

Pero entre los Arbolillos, y Plantas, que mas abundan, deben tener el primer lugar las Pita-hayas, cuyo fruto es la principal cofecha de los Californios. Efte Arbol es peregrino en Europa, y peregrino tambien entre los los demás Arboles del Mundo: fus ramas fon a manera de Sirios hiftriados, que falen derechos a lo alto desde fu tronco, de fuerte que hacen fu copa muy viftofa: no llevan hoja alguna, y en ellas mfmas ramas nace pegada fu fruta. Efta en su corteza con efpinas, fe parece a algo a los Herizos de la Juna, y en la carne a la de los higos, aunque es mas blanda, y delicada: en unas es muy blanca, en otras colorada, en otras amarilla, y fiempre muy fabrosa. Unas Fon del todo dulces, otras agridulces: y fiendo la Pita-haya muy jugofa, abunda mas, y es mas fabrofo fu fruto en los terrenos fecos: pero fu mas eftimable calidad es fer remedio conocido contra el mal de Loanda. Poco menos frequentes fon en la California las junas(tunas) Coloradas, que en Nueva-España llaman Junas(tunas) Japones: llamanfe Junta(tuna) en Mexico las que en España fe llaman Higueras de Pala, o Higueras de Indias. Dice el Padre Afcenfion: Que en la Bahia de San Bernabe hay arboles, Higueras, Brezos, Pita-hayas, Lantifcos, e infinidades de Ciruelos, los quales echan, en lugar de refina, o goma, incienfo en gran cantidad, y muy fino, y oloroso. La Ciruelas (dice) no las que vi, que tales fueffen en el golfo, porque eftaban pequeñas, y verdes: dicen los que eftuvieron en las Californias, fon muf fabroasas, y de buen gufto. En efecto No folo en dicha Bahia, Fino en otras muchas partes de la cofta exterior, abunda mucho esta linaje de Ciruelos, a quien los Philipnos, que los han vfto, llaman Palo Santo, cuya fruta recogen los Indios. El incienfo, y copal, que fudan eftos, y otros Arboles, es en tanta abundancia, que fuple, mezclado con cebo, la falta de brea, para carenar los barcos. Tambien fe encuentran aun en los Cerros, y Montes los Mezcales: y fegun Torquemada, los Magueyes, de cuyas raices componen el Mexcalli dulce, formado de fus raíces cocidas, conque regalaron a los Efnañoles en la Bahia de San Francisco, como también parras sylvesftres. Las yerbas, y plantas menores fon de muchas efpecies, Hallanfe Pitas cuyo hilo facan, y de el forman los indios redes para pefcar, y para otros ufos. De otras yerbas diferentes labran también, con notable curiofidad, cierta efpecie de tazas, y ampollas para comer y beber. Los que habitan las márgenes del Rio Colorado, fabrican de las mifmas yerbas ciertas bates. Que llaman coritas, tan grandes, que caben dos fanegas de maíz, y en ellas paffan de una orilla a otra fus frutos, fin tocarlos el agua, yendo ellos nadando, y empujado las bateas. Otras yerbas les fifven para fuftento, ya en fus femillas, ya en fus raíces: tres fon las principales, ya que también son frequentes en la Nueva-Efpaña. La primera es la yuca, de cuyas raíces hacen su pan quotidiano: la fegunda es de los camotes, muy dulces, y fabrofos: la tercera es de las gicamas, mejores en el gufto, que las de Mexico, aunque menores en el tamaño. De otras muchas otras yerbas, y raíces fe aprovechan, y apenas hay alguna, de que no hagan algún ufo. El Francifco Maria Picolo, uno de los primeros Conquistadores, refiere, (30) que tienen hafta mas de catorce generos de femillas, de que se aprovechan, aunque folo nombra tres: Frixoles colorados, Cañamones, y Alpifte.

 

A eftos Arboles, y Plantas Fe añaden las que los Mifioneros han trafplantado de la Tierra-Firme, de las quales las mas han probado bien, efpecialmente donde pueden ser ayudadas del riego. Sfi fe ven en las orillas de los arroyos, zanja y regaderas, algunos olivos, Hihueras, y Parras: eftas en tal qual parage fe han multiplicado hafta exprimirle algún vino, que ha falido tan generoso, como los mejores de Europa. El Padre Juan de Ugarte, de quie fe hara defpues veces mención, hizo conducir cafi todas las efpecies Frutales, que fe hallan en Nueva-Efpaña: plantolos en una huerta de terreno a propósito, y de riego, en el parage de San Miguel, y todos fe confervan. Lo mismo ha fucedido con las fementeras de Trigo, Maiz, Frixol, Sandias, Melones, Calabazas, Garbanzos, y todo genero de hortalizas, en los parages, en que fe han podido fembrar, y cultivar. Por ultimo, es precifo volver a advertir, que en las tierras todavía no reducidas, clavadas entre el Rio Colorado, y las coftas de Monte-Rey, hfta el Cabo Mendozino, hay grande abundancia de maderas grueffas, Carafcas, Pinos, y Alamos Blancos, y Negros, fegun los teftimonios de los Padres Kino y F. Juan de Torquemada.

.

De Minerales no fe ha hecho exacta averiguación: pero fegun el parecer de algunos Inteligentes, en algunos parages, como en la Sierra Pintada, hay todas las señales de Minerales de Plata y Oro. El Capitan Woodes Rogers efcribe: que algunos de los Marineros le dixeron, haver vifto en la cfta de la California algunas piedras pefadas, y brillantes, que fofpchaban fer de algun Mineral: pero esto fue ya tarde, quando no pudo llevar alguna de ellas a bordo para examinarlas despacio. No fera de extrañar, que fean muchos, y muy abundantes los mineros en la Califonia, quando en la cofta opuesta en las provincias de Sonora, y pimeria fon tantos como fe fabe, y tan ricos como fe ve, entre otros, en el Real de Arizona, y como fe vio aun mejor por los años de 1730. En el defcubrimiento de una motaña de la pimeria, no lexos de efte Real, que a poca diligencia dio tanta plata, que admiro a toda Nueva-España, dudafe , fi era mina, o fi era depofitos de theforos efcondios. Tampoco fe han reconocido algunas, que parecen vetas de otros metales. Hallndofe sal de Roca muy blanca, que remeda al criftal, de que fe han llevado muftras a Mexico.

Ya que la tierra de la California es poco fértil de frutos, Fuple el mar la falta de basftimentos con los muchos pefcados, que ofrecen entrambas, Coftas: en una , y otra es increíble fu muchedumbre, y fu variedad. Hablando de la Bahia de San Lucas, dice Fray Antonio de la Afcenfion: Con los Chinchorros, y redes, que cada Navio llevaba, cogieron muchos pefcado de efpecies muy diferentes, y todo muy fabroso, y fano. Y porque fe fepa que efpecies havia, defpues dire las que yo vi: cogieronse Chernas, Pargos, Meros, Cornudas, Cazones, Tiburones, Mantas, Licas, Salmones, Atrenes, Efmeragles,Sardinas, Oftiones, Rayas, Chuchos, Cavallas, Roncadores, Barberos, Bonitos, Purecos, Lenguados, Sirgueros, Lagartijas(iguanas), y Oftiones de Perlas y hablando de la Bahia de San Francisco en la cofta occidental, dice: hay mucha abundancia de pefcado, que con un chinchorro, que llevaba la Almiranta, cada dia fe pefcaba mucho mas, de el que la gente podía comer, ni aprovechar. De muchos generos de pefcado fe cogieron, como fueron, Centollas, Langftas, Cazones, Sargos, Pargos, Viejas, Cavallas, Roncadores, Bacallaos, Guitarras, Barberos, Puercos, Rayas y Educhos. De otras partes quenta la muchedumbre innumerable de sardinas, que folian quedar en la arena al tiempo de la refaca del Mar: y tan regaladas, que ni en Laredo de Efpaña, (donde entonces era grande, y celebrada efta pefca, que oy con suma utilidad vuelve a fomentarfe) Ferian mas Fabrosas.

Por aquí puede conocerfe bien la abundancia de pfcado en toda la cofta exterior, En la interior no es menos abundante toda fuerte de pefcados: en efta añade El Padre Piccolo a las efpecies refreidas las Almejas, y Atunes, Anchobas, Panpanos, y otros, que no nombra.

Aun en los cortos Rios de la Peninsula fe hallan Barbos, y Camarones,: pero los mas notables pezez de uno, y otro Mar fon las Ballenas, que dieron motivo a los antiguos Cofmographos a llamarla Punta de las Ballenas a la Califonia, y las quales aun oy dan su nombre a una Canal en el Golfo, y a una Enfenada en el Mar del Sur, por las muchas que frecuentaban ambos parages.

Defpues de los Pezez fe figuen los Amphios y Tftaceos. De amphibios fe encuentran pocos fuera de los caftores ya citados, fi estos lo fon, y de los Lobos Marinos, eftos acuden en mucho numero a algunas playas, y a las Islas defiertas de uno y otro Mar. Entre los Teftaceos hay Galapagos, Tortugas y muchedumbre de Caracoles de varios generos, y de otras conchas menores, que arrojadas del Mar ya secas, inundan en parages las playas.

En la cofta exterior fe hallan unas Conchas, propias de ellas, acfo la mas hermosas del Orbe: porque fu lustre ordinario, que es mayor y mas vivo, que el del mas fino nacar, efta empañado, y cubierto de un zelage de azul vivifsimo, y apacible, tan fino como el de el Lapilazuli: efte es como una telilla delgadifsima , o como un barniz fobrepuefto, y tranfparente, por entre el cual brilla, y sobrefale lo plateado del fondo. De eftas fe dice, que fi fueran ufuales en Europa, quitaran la eftimacion al nacar. Son eftas unas conchas fencillas, que no tienen otra que las tape, a difticion las conchas, en que fe crian las perlas, las quales fon dobles, firviendo una de fondo y otra de tapa. Ni fantan tampoco de eftas ultimas, llamadas Madre-Perlas, en la California: antes bien en toda las Cofta, y en efcial en las islas adyacentes (dice elPadre Piccolo) hay tantos placeres, que fe pueden contar por millares: y efta copia de perlas es la que ha hecho celebre en el Mundo a la California, y el blanco, por cafi dos siglos, de los defeos humanos, por cuyo teforo han emprendido tras fu decubrimiento, y han vifitados sus playas, y las vifitan continumante fin mas fin, que el de las perlas. Placeres llaman a aquellos parages, donde hay muchas de aquellas conchas juntas, llamadas vulgarmente Hoftias, donde fe cuaxan las perlas. El mar de California, dice el Padre Torquemada, es un Mar de Grandifsima pefqueria de perlas, donde a tres o quatro brazas de agua, fe ven las hoftias de las perlas tan claras, como fi eftvieran sobre la fuperficie de el agua. Añade: que los indios echaban en el fuego las hoftias, y quemaban, o toftaban las perlas, aprovechandofe de la carne fola. Pero ya la codicia agena ha pegado fu llama también en aquellos fencillos corazones, y fe hacen fuerza a apreciar, y guardar lo que han vifto eftimar a los forafteros.

El modo de hacer efta pefqueria es por medio de Buzos, que las facan del fondo del Mar, y como efte regularmente no es grande en el Golfo, fe hace efta pefqueria con menos trabajo, que el que tienen en las coftas del Malavar, y otras de la Indiua Oriental, Fegun le defcriben las Relaciones, y Viageros, que efcriben de ellas. A efta pefqueria acuden muchos del Continente de la Nueva-Efpaña, de las Coftas de la Nueva Galicia, Culiacan, Sinaloa y Sonora, y las violencias, en que a muchos precipita la codicia, ha dado lugar a las quexas reciprocas, que duraran mietras dure efta fecunda raíz de todos los males del Mundo.

 ..

Ultimamente, el Pdre Piccolo efcribe, que los mefes de Abril, Mayo y Junio, cae con el rocio un efpecie de Mana, que se quaxa en las hojas de los arbolillos, añade, que lo gufto, y aunque menos blanco que el azúcar, no es menos dulce que el.

El padre habla fegun la opinion del vulgo, que cree, que el Mana cae del Cielo. Ya los Botanicos convienen que efte es un jugo, que arrojan de fu fondo las plantas, no menos que gomas, incifo, copal balfamos, reffinas y no es extraño, que las plantas de California produzcan Mana, pues las de Efpaña también le producen con abundancia prodogiofa en muchos parages, tal, y tan bueno, para los ufos Medicos, como el de la Calabri, y Sicilia.

Era poco conocido en Efpaña efte fruto; mas ya el Rey N.S. por mano del excelentísimo Señor Marquez de la Enfenada, y a reprefentacion de la Real Academia Medica Matritenfe, mando falir a dos hábiles Mienbros de ella, Don Joseph Minuart, y Don Chriftoval Velez, (32) año 1752 , a reconocer la producción del Mana, aquel en las Sierras de Avila, y efte en los Pedroches de Cordova, y que fe examinaffen fus virtudes en el Hospital General de la Corte. Hafe reconocido, que Efpaña folo puede abaftecer de Mana a lo reftante del Mundo; pues no folo fe puede recoger increíble cantidad en los citados parages, donde se cria en los mefes de la Canicula; fino también en las montañas de Afturias, y Galicia, Sierras de Cuenca, Montes de Aragon, Cataluña, y donde hasta ahora apenas ha tenido otro ufo, que el que hacen de el para fuavifsimos Panales las abejas.

(32) Don Chriftoval Velez, Murio efte en Madrid con gran perdida de la Botanica Efpañola en 31 de Abril de 1753. Era natural de Caftillejo, Lugar cercano a la ciudad de Cuenca, digno de mas larga vida, y de grandes elogios por fus virtudes morales, y por fus grandes conocimientos, y experiencias en todas las partes de la Hiftoria Natural, como conffian los Sabios de varias Naciones, que bufcaron fu correfpondencia.

BAJA CALIFORNIA SUR:

NATURALEZA, HISTORIA,

TRADICIÓN Y CULTURA

GEOGRAFÍA El área total de Baja California Sur es de 73,475 km. cuadrados, limita al norte con el Estado de Baja California, al este con el golfo de California y al oeste y sur con el océano Pacífico. Actualmente se divide en cinco municipios: Mulegé, Comondú, La Paz, Los Cabos y Loreto.  

El Estado de Baja California Sur se sitúa en las latitudes de los grandes desiertos del mundo, por lo que las precipitaciones pluviales al año son escasas a nulas. La principal fuente de abastecimiento de agua la constituyen los mantos acuíferos formados a través de cientos de miles de años. 

El hecho de ser atravesado por una serranía, determina que se presenten diversos tipos de climas entre la costa del Pacífico y del golfo de California lo constituyen las corrientes Marítimas que se mueven por ambas costas. La temperatura media anual varía entre los 25 grados celsius en el sur y los 20 grados celsius en el norte. La máxima alcanza hasta los 45 grados celsius en algunas regiones del centro del Estado.

En el Estado se localizan cinco diferentes tipos de vegetación: 

  1. I) Matorral crasicaule, Mc. Determinado por grandes cactáceas de tallos carnosos cilíndricos o aplanados como son los cardonales, las nopaleras y los biznagueros. Se localiza desde el litoral del océano Pacífico hasta la vertiente occidental de la sierra de La Giganta y abarca una región muy extensa en el Estado, desde el paralelo 28 hasta el 24. Este tipo de vegetación se encuentra relacionada con la zona que presenta menor precipitación en el Estado. 

2) Selva baja caducifolia, Sbc. Determinada por árboles de menos de quince metros de altura, donde todos, o la mayoría de ellos, pierden sus hojas en época de secas y, por lo general, se encuentran en suelos profundos que tienen un  drenaje deficiente. Se  localizan en toda lavertiente oriental del Estado, la cual presenta mayor precipitación que la occidental, desde los28 grados hasta los 24 grados de latitud norte y, a partir de ahí, abarca la mayor parte de laregión de Los Cabos, excepto al extremo oriental y las sierras de La Laguna, San Lorenzo y San Lázaro. También de las islas del golfo de California y las islas Santa Magdalena, Santa Margarita y Creciente, en el océano Pacífico. 

3) Mezquital, Mz. Determinado por agrupaciones arbóreas o arbustivas espinosas, de hojas pequeñas, constituidas principalmente por mezquites que son indicadores de mantos acuíferos y que corresponden a zonas áridas y subáridas. Se localiza al oriente de la región de Los Cabos. 

4) Bosque de pino-encino, Bpe. Constituido por comunidades arbóreas de pinos encinos en proporciones variables. Corresponden a zonas de climas templado o semifrío y sobre suelos poco profundos. Se localiza en las partes altas de las sierras de La Laguna y San Lorenzo en donde la precipitación sobrepasa los 600 mm anuales. 

5) Manglar, Ma. Constituido por vegetación arbórea de aguas salinas de los esteros, desembocaduras de arroyos y lugares cercanos al litoral. Las especies más importantes son el mangle rojo (Rhizophora mangie) y el mangle negro (Avicennia genninans), los cuales se localizan a lo largo de toda la costa oriental del Estado, mientras que en las costas del Pacífico el límite septentrional del mangle rojo es hasta la laguna de San Ignacio y del mangle negro es únicamente hasta la bahía de Magdalena.Fuente: ROBLES GIL, Sandra, Estudio Geográfico de Baja California Sur, FONAPAS, 1983. 

SIGNIFICADO DE SU NOMBRE De acuerdo a la tesis del investigador norteamericano Edward Everett Hale, California es un nombre que procede de una novela de caballería escrita en 1492 y publicada en 1510 por su autor en español García Ordóñez de Montalvo. 

Esta novela muy difundida  en el siglo XVI era, supuestamente, muy conocida por navegantes expedicionarios de esa época. La novela en uno de sus párrafos decía: “Sabed que a la diestra mano de las indias, hubo una isla llamada California muy llegada al paraíso, la cual fue poblada de mujeres negras, sin que algún varón entre ellas hubiese que casi como las amazonas era su modo de vivir”. 

Está ya desechada la etimología proveniente del vocablo Cálida Fórnax (Horno caliente) atribuido a Hernán Cortés. 

Otros navegantes dando por sentada su condición insular, la llamaron “Isla del Mar del Sur”, “Isla de Amazonas”, “Isla de Perlas”, etc. Se le agregó Baja en 1804, cuando las Californias se separaron en dos provincias: la Alta y la Baja y, finalmente, se le puso Sur en 1888, cuando la península, siendo un solo Territorio Federal, se dividió en Distrito Norte y Distrito Sur. 

ORIGEN Para dividir el origen y formación de la península (Baja California -dice David Piñera Ramírez- se han elaborado diversas teorías geológicas. 

 Una de ellas afirma que se formó a consecuencia de 14 grandes plegamientos que se registraron en la parte occidental del territorio que ahora es México, en la época miocena… (Los plegamientos son pliegues en las capas  rocosas de la corteza  terrestre. Debido a las fuerzas de compresión producen macizos montañosos que  pueden alternar con cuencas plegadas hacia abajo). Otra hipótesis explica que lo que ahora es península anteriormente formó parte del macizo continental del país y  que se separó de éste a consecuencia de un desgarramiento que se registró en la Era Terciaria, quedando de por medio la fosa del Golfo de California. 

 Aún cuando hay divergencias de opiniones respecto origen de la Baja California, según Edwin C. Allison, en su libro Geology of Areas Bordering Gulf of California (1964), la península es un segmento del rasgo cordillerano de Norteamérica. Los rasgos estructurales muestran una orientación característicamente cordillerana de noroeste  a sureste que parece haber persistido desde la era Paleozoica. 

 Según G. Gafil, et al en su libro The Reconstruction of Mesozoic California (1972), la península inició su formación en el cretásico medio. Fenómenos de subdi causaron volcanismos andesíticos desde Arizona hasta el sur de Sinaloa. A fines del cretásico la península empezó a moverse hacia el noroeste.  Luego a principios Terciario se separó del continente formando el proton-golfo. La actual morfología de la península empezó a delinearse hace cuatro o seis millones de años. Fuente: TRASVIÑA TAYLOR, Armando.

Todo lo que usted desea saber de Baja California Sur.

LOS PRIMEROS POBLADORES En la península de Baja California existieron 3 grupos indígenas, localizados en los siguientes lugares: Pericúes en el extremo sur de la península, Guaycuras desde la región de Todos Santos y San Antonio hasta Loreto, Cochimíes, el más numeroso, que habitó todo el resto de la península. 

Los cochimíes y los guaycuras procedían del norte, pues formaban parte de los grupos migratorios procedentes de Asia. En cambio, los pericúes se cree que llegaron de las islas que existen en el océano Pacífico ya que tenían muchas semejanzas con los habitantes de esos lugares.

Antes que los conquistadores españoles vinieran a la península de Baja California, la población indígena era de 50 mil individuos. En la actualidad estos grupos han desaparecido. Sólo quedan unos cuantos indígenas cochimíes en la parte norte de la península. 

ALIMENTACIÓN Y VESTIDO

Los primeros pobladores de Baja California vivían de la recolección de frutas y semillas, de la caza y de la pesca. La mayoría de ellos vivían a la intemperie o bajo los árboles; en los meses de invierno buscaban cuevas en los cerros para protegerse. 

Los hombres no usaban vestidos, únicamente se pintaban el cuerpo, pues lo consideraban de buen gusto. Las mujeres, en cambio, andaban cubiertas con pieles y usaban  faldas hechas de hilos de ixtle o trozos de carrizo. Como calzado usaban sandalias hechas de cuero tejido de ixtle, pero por lo general siempre andaban descalzos. La agricultura fue desconocida para ellos, no conocían el maíz, el frijol ni el chile.

Para cazar animales grandes y para hacer la guerra utilizaban el arco y la flecha. Para pescar se valían de pequeñas redes, cordeles y anzuelos de hueso. También construían balsas de carrizo y de madera de colorín. 

El agua la transportaban utilizando vejigas  de venado y membranas de los peces grandes que atrapaban. Los indígenas que habitaron el Estado de Baja California fueron expertos cazadores y pescadores. 

LENGUAJE Y RELIGIÓN

Los Cochimíes, los Guaycuras y los Pericúes hablaban lenguas diferentes. Los cochimíes usaban expresiones muy bellas  como Bale-jimajagui (el amanecer); Pukuro-Nemecue-Tijue (la puesta del sol). 

 Palabras de origen cochimí son Comondú, Mulegé, Calmallí, Nopoló, Ligüi, etc. Las estaciones del año eran seis y les llamaban Mejibó, Amada-Appí, Amada-Appi-galá, Majibel, Majiben y Majiben-Maají. 

 Los antiguos californios no tuvieron una  verdadera religión. No tenían templos, sacerdotes ni culto alguno. No obstante, tenían creencias arraigadas sobre el origen del hombre y de la tierra. 

 Los pericúes creían que un  gran señor llamado Niparajá  había formado el cielo, la tierra y el mar. Niparajá tenía un enemigo llamado Tuparán a quien vendó, encerrándolo en una cueva cercana al mar. Los partidarios de Niparajá eran hombres dóciles y buenos. Los  partidarios de Tuparán, por el contrario, eran mentirosos y afectos a la guerra. Los guaycuras creían en un espíritu principal llamado Guamongo que mandaba a la tierra las enfermedades. 

 Pensaban que el sol, la luna y las estrellas eran hombres y mujeres que todas las tardes caían en el mar para salir nadando al día siguiente. .  Los cochimíes hacían referencia a un gran señor que habitaba el cielo, llamado en su lengua “el que vive”. 

 Decían que él era el creador de la tierra, las plantas, el hombre y la mujer. 

 Aunque entre los californios no existían sacerdotes, había hechiceros que hacían de curanderos y pasaban por representantes del demonio y de los espíritus. 

 Estos hombres llamados Guamas tuvieron una gran influencia entre los indígenas, sobre todo en las fiestas, los bailes ven las ceremonias fúnebres. 

LA PRESENCIA ESPAÑOLA EN BAJA CALIFORNIA EN BAJA CALIFORNIA SUR

Poco después de que Hernán Cortés conquistara Tenochtitlán, tuvo noticias de la existencia de una isla muy grande, rica en oro y perlas, que estaba poblada por mujeres negras. Tratando de llegar a ella organizó una expedición en el año de 1532 que estuvo a cargo de Diego Hurtado de Mendoza, primo de Cortés. La expedición salió del puerto de Acapulco rumbo al norte, en dos barcos que recorrieron lo que hoy es el golfo de California. Este viaje no tuvo éxito, pues no lograron descubrir las tierras que buscaban. 

 En 1533, Cortés organizó la segunda expedición que estaba formada por los buques San Lázaro y el Concepción. 

 El San Lázaro se regresó, no así el Concepción que siguió adelante. En la travesía, el piloto Fortún Jiménez se apoderó de la nave asesinando al capitán Diego Becerra, y para evitar ser castigado por su crimen, huyó hacia el norte descubriendo así la península californiana. Por esto se considera a Fortún Jiménez, primer descubridor de California. 

 Fortún Jiménez desembarcó en el lugar donde hoy se encuentra La Paz y se dedicó a la búsqueda de perlas. Pero varios de sus compañeros quisieron abusar de las mujeres indígenas, lo que provocó la ira de los indios que se lanzaron contra los españoles matando a Jiménez ya 20 de sus compañeros. El resto de los españoles se embarcaron y llegaron a las costas de Sinaloa donde relataron su importante descubrimiento. 

HERNÁN CORTÉS EN BAJA CALIFORNIA Después del trágico fin de Fortún Jiménez, Hernán Cortés organizó otra expedición y, al frente de 3 naves, 113 peones y 40 jinetes, arribó al “puerto y baya de Santa Cruz”, hoy bahía de La Paz, el 3 de mayo de 1535. 

 Allí fundó de inmediato una colonia que, para su desgracia, no duró mucho tiempo. La falta de provisiones causó varias muertes entre los españoles, pues los barcos que envió por alimentos se perdieron y él mismo tuvo que regresar por auxilio al puerto de Acapulco. Francisco de Ulloa, que se había quedado encargado de la colonia, tuvo que abandonarla al poco tiempo, regresando con toda la gente a la Nueva España. 

A este primer intento de conquista siguieron otros más, pero fue hasta el año de 1697, como veremos más adelante, cuando se logró iniciar en firme la conquista de California. 

FRANCISCO DE ULLOA, EXPLORADOR DE LAS CALIFORNIAS 

Uno de los capitanes de Cortés que tuvo mayor suerte en el descubrimiento de la península californiana fue Francisco de Ulloa. 

En 1539 Ulloa zarpó del  puerto de Acapulco al mando de tres buques, con instrucciones de Hernán Cortés de explorar los  litorales del golfo y la costa occidental de California. 

 En el mes de septiembre llegó al puerto de Santa Cruz, donde se abasteció de agua y leña. De allí se dirigió rumbo al norte hasta llegar a la desembocadura del río Colorado, lugar que bautizó con el nombre de Ancón de San Andrés. Estuvo también en las islas de San Marcos y del Carmen frente a la cual, en 1697, se fundó la misión de Loreto. 

 De vuelta a Santa Cruz, abandonó a los ocho días el puerto, dio vuelta al Cabo San Lucas llegando hasta Bahía Magdalena. Después, navegando más al norte, llegó hasta la isla de Cedros y la Bahía Sebastián Vizcaíno. 

 El buque en que iba Francisco de Ulloa naufragó, desapareciendo con todos sus hombres. 

LOS JESUITAS EN BAJA CALIFORNIA 

El padre Eusebio Francisco Kino, de la Compañía de Jesús, fue quien concibió la idea de llevar a cabo la conquista espiritual de California. 

 Este proyecto se lo comunicó al padre Juan María de Salvatierra, quien en ese entonces era el Visitador de las Misiones de la Compañía. El proyecto le interesó al padre Salvatierra, quien gestionó el permiso correspondiente, logrando que el 6 de febrero de 1697 el Virrey de nueva España autorizara la conquista. “Por la presente, concedo la licencia que piden dichos padres Juan María de Salvatierra y Eusebio Francisco Kino,  de la Compañía de Jesús, para la entrada a las provincias de California y que puedan reducir a las gentes de ella al gremio de nuestra santa fe católica; con calidad de que sin orden de Majestad no se ha de poder liberar ni gastar cosa alguna de su real  hacienda en esta conquista…”.   (FRAGMENTO DEL DOCUMENTO DE AUTORIZACIÓN) 

 El Padre Salvatierra auxiliado por el padre Juan de Ugarte, solicitó ayuda económica y después de reunir varios miles de pesos, emprendió el viaje rumbo a Sonora para reunirse con el padre Kino y hacer juntos el viaje a la península de California. 

 Sin embargo, Kino no pudo acompañarlo, por lo que Salvatierra inició el viaje a bordo de la goleta “Santa Elvira”, en la que, el 19 de octubre de 1697, llegó a las costa de California. 

El día 25 del mismo mes fundó la primera Misión en Baja California, dándole el nombre de Loreto. 

LAS MISIONES EN BAJA CALIFORNIA 

De 1697 a 1767, fecha en que abandonaron la Baja California, los padres jesuitas construyeron y atendieron las Misiones que a continuación se enlistan con su año de fundación: Misión de Loreto (1697), Misión de San Javier  (1699), Misión de San Juan Bautista Malibat (1705); Misión de Sta. Rosalía de Mulegé (1705), Misión de Comondú (1708), Misión de Guadalupe (1720), Misión de La Paz (1720), Misión de los Dolores (1721), Misión de la Purísima (1722), Misión de Santiago (1723), Misión de San Ignacio (1728), Misión de San José del Cabo (1730), Misión de Todos Santos (1733), Misión de San Luis Gonzaga (1740), Misión de Santa Gertrudis (1752), Misión de San Borja (1762), Misión de Calamajuet (1766) y Misión de Santa María (1767).

LA ÉPOCA INDEPENDIENTE EN LA PENÍNSULA DE BAJA CALIFORNIA  El 15 de septiembre de  1810, don Miguel Hidalgo y  Costilla dio el grito de independencia, no obstante, hasta el año de 1822, la península de Baja California siguió en poder de los españoles. 

El mismo año en Loreto, para entonces  capital de toda la  península, se juró independencia en Baja California por el canónigo Agustín Fernández de San Vicente. El año de 1830 fue designada La Paz como capital de Baja California, debido a que Loreto había sido destruida por grandes temporales, entonces se trasladó provisionalmente el gobierno al pueblo de San Antonio y de ese lugar en forma definitiva a la hoy ciudad de La Paz. 

LA INVASIÓN NORTEAMERICANA A BAJA CALIFORNIA 

En la guerra con los Estados Unidos que duró de 1846 a 1848, México perdió más de la mitad del territorio que poseía. Al iniciarse la guerra, los americanos se apoderaron de la CIudad de La Paz y de San José del Cabo. 

 Para organizar la lucha contra los invasores, fue nombrado el señor Mauricio Castro como Jefe Político. A su vez, el gobierno mexicano envió al Capitán Manuel Pineda para que defendiera nuestra península.  En el pueblo de Mulegé, gracias a la valentía de sus pobladores, fueron derrotados los norteamericanos. Las fuerzas mexicanas al mando de Manuel Pineda, tratando de vencer a los invasores, atacaron la ciudad de La Paz y San José del Cabo.  

 En los combates de San José del Cabo murió heroicamente el Teniente de Marina José Antonio Mijares.  

LA GUERRA DE REFORMA Y LA INTERVENCIÓN FRANCESA EN BAJA  CALIFORNIA 

De 1858 a 1860 tuvo lugar en México la Guerra de Reforma. La causa de esta guerra fue la obediencia a la Constitución de 1857 que las llamadas fuerzas conservadoras no estaban dispuestas a acatar. Los liberales, al mando de Don Benito Juárez, lucharon para hacer que las Leyes de nuestra Carta Magna se hicieran cumplir. 

 En Baja California, el General Manuel Márquez de León, Mauricio Castro, Ildefonso Green, entre otros, encabezaron un movimiento de fidelidad a la causa liberal, permaneciendo la Baja California leal al mandato del Presidente Juárez. 

 El Partido Conservador, al ver la inminencia de su derrota, pidió ayuda a Francia quien mandó a Maximiliano de Austria para que fuera Emperador de México, pero, vencido por las fuerzas liberales al mando de Don Benito Juárez, fue hecho prisionero y fusilado en la ciudad de Querétaro. 

 Las tropas republicanas al mando del coronel Clodomiro Cota lograron que Baja California permaneciera leal a la causa de México. 

LA REVOLUCIÓN EN BAJA CALIFORNIA SUR. En Baja California Sur, el gobierno de Porfirio Díaz otorgó grandes concesiones de tierra a compañías extranjeras,  esto permitió la aparición de las tiendas de raya donde se explotaba a los trabajadores de las minas de El Boleo en Santa Rosalía y en los minerales de San Antonio y El Triunfo. 

 Los puestos principales administrativos eran ocupados por franceses y  norteamericanos, debido a lo cual, los habitantes del Territorio respaldaron el movimiento iniciado por Don Francisco I. Madero, quien posteriormente fue electo Presidente de México. 

 En el Territorio de Baja  California Sur, precisamente en La Paz,  los elementos revolucionarios formaron la llamada Junta Revolucionaria al mando del Gral. Félix Ortega. Félix Ortega se lanzó a la lucha contra las tropas federales logrando vencerlas, y regresó ya a La Paz con el cargo de Jefe de Operaciones. 

SUCESOS NOTABLES EN EL TERRITORIO DE BAJA CALIFORNIA 

En 1920 fue designado como primer Gobernador del Distrito Sur el Sr. Agustín Arreola, en su administración se obtuvieron los siguientes logros: Exigió eficiencia a cada empleado del Gobierno. Expidió la primera ley de Hacienda para regular los ingresos oficiales. Mandó el primer grupo de estudiantes a la Ciudad de México. 

En 1929 fue designado Gobernador, el General Agustín Olachea Avilés, quien impulsó la Ley del Trabajo para beneficio de los obreros y campesinos. En la gubernatura del General Olachea se dio forma legal a la división política de la península,  dividiéndola en Territorio Norte y Territorio Sur de Baja California. 

En 1931 ocupó el cargo de Gobernador el General Ruperto García de Alba. En 1932 fue nombrado Gobernador el General Juan Domínguez Cota, quien se distinguió por iniciar la colonización de las tierras del Valle de Santo Domingo. 

De 1938 a 1940, el General Rafael M. Pedrajo estuvo a cargo del Gobierno del Territorio. En 1941 gobernó a Baja California Sur el General Francisco J. Mújica y el acto más importante de su gobierno fue la inauguración de la Escuela Normal Urbana, el 5 de Febrero de 1942. 

En 1946 volvió a ocupar la gubernatura el General Agustín Olachea y durante su periodo de Gobierno se construyó el tramo La Paz-Villa Constitución de la carretera transpeninsular. 

En 1959 gobernó el territorio el General Bonifacio Salinas Leal, quien dio atención especial a la educación, construyendo modernos edificios escolares, dio impulso a la agricultura y la ganadería, construyó el nuevo Palacio de Gobierno, estableció la ruta marítima entre la Capital del Territorio y Mazatlán, por medio del Transbordador “La Paz” y continuó la construcción de la carretera transpeninsular. 

En 1964 el Lic. Hugo Cervantes del Río gobernó al Territorio y durante su gestión se actualizó la Ley de Hacienda, se crearon dependencias oficiales como la Dirección general de Acción Social, la Dirección de Servicios Generales y la Dirección  de Turismo. Se establecieron Centros de Salud en los pueblos y se construyó en La Paz el Hospital General “Juan Ma. De Salvatierra”, se terminaron los tramos de La Paz a San José del Cabo y de Ciudad Constitución a Loreto de la carretera transpeninsular y por último se estableció el servicio del transbordador “Presidente Díaz Ordaz” entre La Paz y Mazatlán. 

En 1970 se designó al Ing. Félix Agramont Cota como Gobernador del Territorio y en su administración se hizo la reimplantación de la vida municipal en nuestra entidad, estableciéndose el funcionamiento de tres municipios que son: la Paz con cabecera en la Ciudad de La Paz, Comondú con cabecera en Ciudad Constitución y Mulegé con cabecera en Ciudad Santa Rosalía. 

EL ESTADO DE BAJA CALIFORNIA SUR 

Siendo Presidente de México, el Lic. Luis Echeverría Alvarez envió la iniciativa de Ley para la conversión del Territorio de Baja California Sur a Estado Libre y Soberano de la Federación y el 8 de Octubre de 1974 se expidió el Decreto Presidencial creando el Estado de Baja California Sur. Siendo designado Gobernador Provisional al Ing. Félix Agramont Cota en tanto se elaboraba la Constitución local. 

 El 18 de Enero de 1975 se convocaron a elecciones para Gobernador Constitucional del Estado de Baja California Sur, resultando electo por unanimidad el Lic. Angel César Mendoza Arámburo. En su gobierno se creó el Municipio de Los Cabos, se inició la carretera Pacífico Norte, la de La Paz-Todos Santos-Cabo San Lucas, se llevó a cabo la creación de la Universidad Autónoma de Baja California  Sur, la creación de la Escuela Normal Superior, iniciación de los polos de desarrollo turístico de los Cabos y Loreto. 

 Terminando su período de Gobierno tomó posesión, como segundo Gobernador Constitucional de la Entidad, el C. Alberto Andrés Alvarado Arámburo en cuyo gobierno se realizó la construcción de las presas Santa Inés, Buena Mujer y el Iguajil, la iniciación de la presa de San Lázaro en la región de Los Cabos, la construcción de la Unidad Cultural “Profr. Jesús Castro Agúndez, que comprende el Teatro de  la Ciudad, la Rotonda de los Sudcalifornianos Ilustres, la Radio Cultural y el parque recreativo infantil; la construcción del acueducto Vizcaíno-Pacífico Norte, la terminación de la carretera La Paz-Los Planes, La Paz-Todos Santos-Cabo San Lucas, desarrollo integral de las zonas turísticas de Los Cabos y Loreto-Nopoló, la construcción de 5,404 viviendas de interés social y, por último, las construcciones de los boulevares Forjadores de Sudcalifornia y Las Garzas, en la Ciudad de La Paz. 

 El 5 de abril de 1987, ante la presencia del Presidente de la República, Lic. Miguel de la Madrid Hurtado, el Lic.  Víctor Manuel Liceaga Ruibal  tomó posesión como cuarto Gobernador Constitucional del Estado Libre y Soberano de Baja California Sur. Su trabajo ha destacado por innumerables obras como la infraestructura hidráulica, el Acueducto de Loreto, redes de agua potable y alcantarillado, el puerto de altura de Pichilingue, caminos vecinales comunicando las zonas rurales, reglamentos y leyes orgánicas estatales y la carretera de cuatro carriles San José-Cabo San Lucas. 

 El Lic. Guillermo Mercado Romero, actual Gobernador Constitucional del Estado, ha realizado, en el primer año de su mandato, una considerable obra material. Además ha sido notable el éxito obtenido en al apoyo que ha  brindado a la infraestructura turística de los municipios de Los Cabos y Loreto. 

 A su gobierno sobreviene un nuevo ejercido de alternancia política que, sin ser privativo de nuestro estado, con el profesionalismo y entrega  que han caracterizado al Lic. Mercado Romero, su proyecto de trabajo cristalizará para bien de los sudcalifornianos. 

Fuentes: * REYES SILVA, Leonardo, Historia del Estado de Baja California Sur. Consejo Editorial de B.C.S., 1989. 

* OJEDA AGUILAR, José Gpe. Investigación documental, 1994. 

BAJA CALIFORNIA SUR EN LA ACTUALIDAD 

Nuestra entidad se ha transformado y crecido mucho a partir de 1974, año en que adquirió su nueva categoría de Estado Libre y Soberano de la Federación. El censo General de Población y Vivienda levantado en 1990 registró un total de 317,764 habitantes en el Estado de Baja California Sur. La atención médica ha aumentado considerablemente a través de los servicios de las dependencias del sector salud como son el Instituto de los Servicios de Salud, el IMSS, el ISSSTE y los Servicios Médicos Militares. LA EDUCACIÓN 

 Uno de los recursos más valiosos para lograr el desarrollo de los pueblos es la educación. En Baja California  Sur se cuenta con 215 Jardines de Niños, 15 centros de Educación Especial, 325  escuelas primarias, 70 escuelas  secundarias, 37 preparatorias, la Escuela Normal Urbana “Domingo Carballo Félix”, el Centro de Educación Normal de Loreto, la Escuela Normal Superior, El Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas, el Centro de Investigaciones Biológicas, el  Instituto Tecnológico y la Universidad Autónoma de Baja California Sur. También cuenta con 30 Albergues Escolares Rurales que atienden a 1,500 niños de educación primaria. 

LA CULTURA 

En la Ciudad de La Paz existe una radiodifusora cultural, una escuela de música, el Museo Antropológico, un museo  de telecomunicaciones, escuelas de danza, Archivo Histórico, la Rotonda de los Sudcalifornianos Ilustres y el Teatro de la Ciudad. 

 En el estado funcionan 13 casas de la Cultura, 12 bibliotecas y 2 teatros incluyendo el de Todos Santos. 

RECURSOS HIDRÁULICOS 

En el estado de Baja California Sur se cuenta con un programa denominado “Programa Hidráulico para el Desarrollo  Integral de Baja California Sur”, que se ha puesto especial atención a todo lo que se refiere ala solución de los problemas que originan la carencia de agua y la urgente racionalización y uso de la misma. 

ELECTRICIDAD  La energía eléctrica es suministrada en  el Estado de Baja California Sur por la Comisión Federal de Electricidad que cuenta  con plantas generadoras en La Paz, Ciudad Constitución y Santa Rosalía. Además funcionan pequeñas plantas en diversas comunidades y en las poblaciones pesqueras del norte del Estado, las cuales son sostenidas por las empresas cooperativas. 

EL ACUEDUCTO PACÍFICO-NORTE 

Debido a los graves problemas de falta de agua dulce, frente a las costas del Océano Pacífico el gobierno estatal proyectó la construcción de un acueducto que va desde el Valle de Vizcaíno hasta Bahía Tortugas, Bahía Asunción y Punta Abreojos, que proporciona agua a los lO mil habitantes de esas zonas. 

CULTURA POPULAR 

Hemos considerado importante incluir en nuestra revista  un apartado especial para compartir con ustedes las muestras más importantes que constituyen el acervo sudcaliforniano de arte y cultura populares.  No es muy usual. Lamentablemente a esas manifestaciones se les concede poca importancia porque, entre otras cosas, se considera escaso su impacto social. Con frecuencia se confunden arte y cultura popular con folclore, y sus destinatarios, en términos generales, son los turistas. Es verdad que en Baja California Sur no somos poseedores de una tradición artesanal tan colorida y variada como la de otras entidades de México, por ejemplo Oaxaca, Jalisco, Michoacán o Puebla. Sin embargo, la nuestra es una artesanía elaborada, mayormente, completamente a  mano. No es industriosa ni es su  destino la comercialización a grandes escalas. Se trata de objetos elaborados con finas utilerías, muchas utilizadas como intercambio de productos entre los propios artesanos. 

 Conviene aclarar al lector, por otra parte, las razones por las que las manifestaciones artísticas como la música y danza son de origen reciente. 

 En primer lugar en nuestra entidad no existen, a la fecha, grupos indígenas que hayan sobrevivido con sus tradiciones, excepto por las crónicas misionales. Es una lástima, porque a muchos sudcalifornianos nos hubiera gustado conocer visualmente objetos y tradiciones. 

 A ésta pérdida le sobrevive un reto importante: rescatar, recrear y difundir nuestras tradiciones, puesto que “cultura ” es una palabra de espectro muy grande. Por cultura podemos entender las manifestaciones que han transformado al ser humano y al mundo en que vivimos y al que comprendemos diariamente a través del arte, la ciencia y la tecnología. Por “cultura popular” consideramos los signos que definen y distinguen la vigencia de nuestras tradiciones a través del valioso recuento de las artesanías, música y danza regionales, fiestas populares, medicina tradicional y tradiciones, leyendas y costumbres. No debe olvidar el lector que este numero de nuestra revista cumple un objetivo enunciado desde su presentación. 

 Estamos conscientes de su limitaciones, y es que no se trata sino de una revista. En todo caso, lo que podría considerarse una aportación es el resumen esforzado y simbólico de sus contenidos. 

 No estamos seguros de conseguir el resultado. Intentamos coincidir con un propósito de difundir a nuestro Colegio ya nuestro Estado tanto como sea posible. 

 Además, esperamos que nuestros lectores sean jóvenes alumnos que han sentido la curiosidad y el deseo de conocer de su Colegio y Estado los aspectos más destacados. 

ARTE RUPESTRE 

Se afirma que la península estuvo habitada por diferentes grupos que encontraron los españoles a su llegada. vestigios de su presencia Son, además de excitantes petroglifos, las pinturas rupestres, descubiertas en las regiones montañosas del centro de la península, en las sierras de San Francisco, San Borja y Guadalupe. 

 En los acantilados de sus cañadas los antiguos habitantes de Baja California pintaron grandes murales con figuras de hombres y animales, utilizando los colores ocre, rojo, blanco y negro, elaborados con grasa animal y vegetal. 

 Entre los más destacados ejemplos de este arte rupestre se encuentran “La Cueva Pintada”, en la cañada de Santa Teresa de la sierra de San Francisco, la “Cueva de la Serpiente” y la “Cueva de la Candelaria”, en la sierra de San Francisco. Además de la “Cueva de los Venados” y la “Cueva de San Borjitas”, en la sierra de Guadalupe. 

 Para apreciar en su exacta dimensión y conservar estas muestras del arte peninsular, la Dirección de Turismo del Gobierno del Estado organiza interesantes visitas guiadas a estos mágicos sitios de nuestra geografía.

MEDICINA TRADICIONAL

El libro más antiguo del mundo sobre plantas medicinales, fue escrito en China por Kuang-Ti muchos siglos antes de Cristo, en él se resume o describre el uso medicinal del ruibarbo y el opio. 

También en China, La Chen-Ten escribió el Pent’Sao 2,500 años a.C., libro en el cual se relacionan 110 plantas y sus propiedades curativas.

Los egipcios conocían el uso medicinal de variadas plantas para combatir enfermedades.

Los griegos Hipócrates, considerado padre de la medicina, Galeno, Quirón y Discórides nos han legado importantes tratados de herbolaria medicinal. 

En América, a pesar de la destrucción que hicieron los españoles de códices, se sabe que hubo importantes aportaciones a la herbolaria medicinal. Los aztecas exigieron tributo de plantas a los pueblos bajo su dominio. 

Nezahualcóyotl poseía un impresionante jardín botánico debidamente clasificado tanto de ornato como de plantas curativas.

A la avasalladora presencia de los españoles sobrevivió un texto sobre herbolaria Libro de las hierbas Medicinales de los Indios o Códice Badiano, realizado por el médico azteca Martín de la Cruz. El Códice encontraba en los archivos de El Vaticano y recientemente devuelto a México por el Papa Juan Pablo II. Así sabemos ahora, que los antiguos mexicanos conocían la terapéutica de diversas plantas.

En Baja California Sur, la herbolaria del desierto ha sido objeto de estudio desde tiempos muy antiguos. El padre Miguel Venegas (Obras californianas del P. Miguel Venegas, UABCS, 1979) fue el pionero en esta investigación, su obra fue corregida y aumentada posteriormente por  el P. Miguel del Barco (Historia Natural  y Crónica de la Antigua California, UNAM 1973, con prólogo de Miguel León Portilla). 

 En la actualidad existen importantes estudios sobre el tema, por su importancia destacan El Grupo Pericú de Baja California 0983), de los arqueólogos Fermín Reygadas y (Guillermo Velázquez, en donde describen el modelo alimentario prehispánico y el uso ritual de la herbolaria regional; Tradicional Medicine of Baja California Sur, 0991), de Rosalba Encarnación Dimayuga y Jorge Agúndez; Medicina Tradicional Herbolaria (testimonios de Historia Oral), de José Gpe. Ojeda Aguilar 0993), y otras notas periodísticas y memorias de partidpación sobre medicina tradicional de Alfredo Beltrán Morales. 

 A continuación presentamos  algunas muestras del uso más frecuente

de herbolaria medicinal de Baja California Sur.

Choya. Su raíz es utilizada para disminuir la fiebre.

Damiana. Ayuda a calmar la tos seca  y se utiliza también para

combatir el resfriado y la bronquitis.

Gobernadora. Se utiliza en enfermedades del útero

y es también altamente diurética.

Mangle. Activa la circulación sanguínea y cura úlceras aún en la piel.

Palo Brasil. Disminuye la diarrea y cicatriza heridas leves.

Palo de Arco. Combate la diabetes y estimula el apetito.

Romero. Alivia dolores musculares.

Ruda. Estimula el flujo menstrual y evita cólicos.

Orégano. Desinfecta el intestino y combate parásitos.

Para finalizar es necesario puntualizar que el uso medicinal

de la herbolaria en nuestro Estado, no va ligado a prácticas

rituales o médicas de ninguna especie.

Todas las plantas son utilizadas como té e infusiones. 

 Escasamente se practican cataplasmas de barro con hierbas,

quizá sólo para mordeduras de serpiente o para elevadas fiebres. 

 Su práctica es, en resumen, de atención primaria a la salud, debido a

que las zonas rurales y pesqueras en nuestra entidad se encuentran bastante

alejadas de centras o poblaciones  donde se localizan hospitales o centras periféricas del Sector Salud. 

Fuente: OJEDA AGUlLAR, José Gpe. Medicina tradicional de Baja California Sur. Testimonios de historia oral, 1993. 

ARTESANOS Y ARTESANÍA REGIONAL

La vivienda, el alimento, el vestido y la medicina tradicional son considerados “arte mayor”. Los artesanos, hombres y mujeres, de Baja  California Sur los practican constantemente. 

Vivienda. Se elabora, en la zona rural, con techo de palma, de manera que en los climas extremosos resulta fresca en verano y cálida en el invierno. 

Las paredes son elaboradas con un emplaste de barro sobre varillas de madera

de “palo de arco”, a esta construcción se le denomina comúnmente “chinames”. 

Alimento. El alimento de los sudcalifornianos es muy rico y variado, se basa principalmente en pescados y mariscos. Son famosas las almejas asadas del Municipio de Loreto, la popular machaca de res o de pescado de toda la entidad, los dulces tradicionales (alfeñiques, pitahayas, limones y biznagas en almíbar o en conserva), de Todos Santos, Municipio de La Paz, el pan de Santa Rosalía, Municipio de Mulegé, y el pescado relleno de mariscos del Municipio de La Paz.

Vestido. Para la actividad rural, los sudcalifornianos utilizan todavía la “cuera”, que es una suerte de saco de piel o gamuza de cortes similar al de un abrigo. Así se protegen de las espinas cuando realizan labores de campo. 

La “cuera ” nació en Loreto con quienes eran llamados solados de la cuera. El diseño de este traje de campo es similar al hábito de los jesuitas misioneros. Se acompaña de un sombrero circular elaborado también con cuero animal. 

Las mujeres visten ropa de algodón, falda circular. Desde luego existen los trajes de fantasía, el más representativo es el de “Flor de Pitahaya”. Este vestido fue diseñado y confeccionado en 1955. 

Su diseño se inspira en una leyenda sobre el nacimiento del cactus, escrita por Manuel Torre Iglesias. 

Actualmente es el traje oficial de Baja California Sur y con él se representa artísticamente a la mujer sudcaliforniana. ARTESANÍA DE LA CONCHA, CORAL Y CARACOL MARINOS A lo largo de toda Baja California Sur, se realizan objetos artesanales con estos materiales. Son hermosos y variados pero no reflejan una tradición netamente sudcaliforniana. 

MADERA DE CORCHO

Solamente en la población de San Javier, Municipio de Loreto, se realizan artesanías con madera de corcho. Son objetos muy preciados porque se trata de piezas únicas.

Los diseños tienen que ver con el entorno de animales y plantas regionales. 

La artesana Enriqueta Arce Osuna nunca ha salido de esa comunidad lo cual hace que su trabajo resulte doblemente admirable. 

TALABARTERÍA

La tradición talabartera de Baja California Sur ha sido, en nuestra historia, altamente significativa sobre todo en dos poblaCiones: Miraflores, Municipio de Los Cabos y San Isidro en el Municipio de Comondú.

Los talabarteros realizan todavía “cueras” (vestuario de campo), polainas, sombreros, respaldos para sillas, cubiertas para libros, etc. 

CESTERÍA Y OTRAS MUESTRAS ELABORADAS CON PALMA PARA TEJIDOS

San Miguel de Comondú, en el Municipio del mismo nombre, y el rancho “El Coro”, en el Municipio de Los Cabos; se destacan por la producción de objetos realizados en palma. Con palmas y fibra se pueden realizar canastas, sombreros, accesorios para cocina, artículos personales, hamacas, etc. 

ALFARERÍA Y CERÁMICA

Se practica en San Vicente de la Sierra, en el Municipio de Los Cabos. Una exponente muy reconocida en este trabajo es la Sra. Rosa Agúndez, quien realiza tinajas para conservar fresca el agua, platos, ollas y cazuelas totalmente a mano. 

Fuente: OJEDA AGUILAR, José Gpe.

Artesanos y Artesanías de Baja California Sur, 1991.

MÚSICA Y DANZA REGIONALES 

No tenemos fecha exacta acerca del nacimiento de la música y danza regionales. Es posible que, de acuerdo a la minuciosa investigación del coreógrafo Marco Antonio Ojeda García, sus inicios remonten a las primeras décadas del presente siglo. Conviene recordar que en nuestra entidad no existen grupos indígenas, de ahí que es poco lo que sabemos de la música y danza prehispánicas. 

 Los referentes históricos han sido señalados por el Jesuita Miguel del Barco,en su  Crónica Natural de la Antigua California, quien indica: “hubo más de treinta bailes y representaciones en la que los indígenas enseñaban las  tradIciones de la región”. 

 Sin embargo, la música y danza actuales parece que se originan cuando quienes huían de la Revolución Mexicana, buscaban refugio en nuestro estado y  traían consigo a sus familias. 

 El grupo tradicional compuesto por acordeón, guitarra y bajo, le conocemos con el simpático nombre de “la cochi”. 

 Los rancheros explican que le llaman así porque el acordeón emite una suerte de “bufido”, similar al que emiten los cerdos cuando se hayan descansados.

 Como sea, “la cochi” alegraba las fiestas familiares las cuales se prestaban para que las personas lucieran el vestuario que traían consigo. 

 Debajo de un mezquite, a la luz de una lámpara de petróleo en sus casa o en las plazas públicas, los sudcalifornianos de ayer se reunían a compartir la música y en el recuento de mejores tiempos. Pero como no se consigue música sin movimiento, así nació la danza regional. 

 Las danzas de Baja California Sur contienen un matíz festivo de grandes “zancadas”, de remates dobles, de zapateados y lucimiento de su traje regional. Acompañadas con “la cochi”, las danzas más notables, con un vestuario y una coreografía perfectamente definidas, son “La Suegra”, “La Yuca”, “Las Californias”, “Cielo Azul”, “El Chaverán”, “El Conejo”, “El Tupe”, “Las Calabazas”, “Danza de los Cañeros” y “Flor de Pitahaya”, entre otros. 

Marco Antonio Ojeda García ha demostrado, con la calidad inobjetable de sus coreografías e investigaciones, que la música y la danza regionales se dividen en tres clasificaciones: de la costa, de la serranía y de salón. 

 

ORIGEN DE LA POBLACION DE AMERICA

 

ORIGEN DE LA POBLACION DE AMERICA

 

UN RECORRIDO POR BAJA CALIFORNIA SUR

ARTESANIAS LITICAS DE SUDCALIFORNIA

LA PAZ BCS

ARTESANIAS LITICAS DE SUDCALIFORNIA

ARTESANO CASIMIRO GARDEA OROZCO
La cultura de los pueblos que habitaron la península siempre ha causado un gran interés para los antropólogos y arqueólogos, también ha despertado el interés de la sociedad  que busca conocer y comprender el cómo vivían y concebían su espacio geográfico.
PUNTAS DE FLECHA COREL 12 5

 

Gracias a los escritos de los misioneros Jesuitas y Dominicos principalmente, nos ha llegado información acerca de su modo de vestir, alimentación y algunas de sus costumbres, aunque hay que señalar siempre con el sesgo característico de una cultura totalmente diferente. Fue en los últimos dos siglos (1800-2000) principalmente, cuando los investigaciones y reflexiones acerca de las culturas indígenas que habitaron la península dieron como resultado un mayor interés de la población por conocer y comprender de una manera más objetiva, estas culturas que lograron con el paso de los siglos adaptarse a un medio hostil.

Esta fascinación despertada ante el hallazgo de algunas puntas de flecha en 1977 en sus paseos por las cercanías de la ciudad de La Paz, especialmente durante sus caminatas por la playa El Conchalito, hace ya más de 35 años motivo en Casimiro Gardea Orozco, nacido en la Cd. de Chihuahua, Chih. Y avecindado en esta ciudad desde 1975, siendo sobreviviente del Ciclón Liza en 1976, por esta causa estando el internado en La ciudad de Los Niños y Niñas de La Paz y siendo aprendiz de Diseñador Gráfico en la imprenta, adquirió la costumbre de salir desde temprano los domingos a caminar por la playa . . .  durante estos paseos fue que encontró sus dos primeras puntas de flecha completas de un  tamaño aproximado a 4 pulgadas de largo en perfecto estado, siendo que él no conocía este tipo de herramientas, únicamente en el museo y en los libros,  dichas puntas se las mostro a una de las personas encargadas del internado que en unos de sus viajes a Italia las llevo quedando estas en las manos de una persona que trabajaba en uno de los museos de aquel país, de las cuales no volvió a saber de ellas, a cambio esta persona a su regreso le obsequio un cuchillo tallado de marfil que trajo de áfrica, a partir de ese entonces nació en el la costumbre de cada vez que salía a caminar… buscar y coleccionar piezas líticas, encontrando casi en su totalidad piezas fraccionadas o quebradas y esporádicamente piezas completas, su perseverancia le llevo a juntar más de 40 piezas completas en perfecto estado las cuales dono en el 2012 al Museo de Antropología e Historia de Baja California Sur para su exposición junto con un molar de camello prehistórico que encontró frente al antiguo hotel Gran Baja.
Su labor creativa no concluyo con la entrega de esta colección, sino que al darse cuenta de que la mayoría de las puntas de lanza y flecha que se encontraba estaban partidas o quebradas tal vez por el uso que se les dio al ser arrojadas contra sus presas o a la hora de estar haciendo su percutido se le quebró al autor original de las mismas y en base a artículos publicados en libros por investigadores decidió realizar con la técnica de percutido algunas puntas de flecha que después de muchos intentos logro sus primeras replicas (por mencionarlas así pero en su caso son originales, por lo regular ninguna pieza es igual a la otra) durante varios años estuvo guardando estas piezas, no quedando satisfecho con esto empezó a fabricar también hachas, después le nació la inquietud de hacerlas de una manera más completa y comenzó a confeccionar arcos con sus flechas haciendo los amarres con cordel de pesca, pero esto tampoco le satisfacía y comenzó a investigar el tipo de amarres que los indios californios usaban, leyendo el algún libro que ellos hacían lasillos machando las raíz del cardón, choya, ocotillos y magueyes silvestres, tratando de simular esta técnica intento buscar la manera de hacer algo similar a los hallazgos en las excavaciones, incluso uso hoja de palma pero no le parecía bien, hasta que en una charla en internet con un coleccionista argentino este le dijo que en algunas culturas utilizaban la fibra de la hoja del plátano para vendar las heridas y en algunos caso los hilos de las hojas para hacer suturas craneales, que lo intentara de esta manera, así lo hizo logrando lasillos muy parecidos a los utilizados por los antiguos californios, confirmándolo después cuando se le permitió la entrada al laboratorio del Museo de Antropología e Historia de Baja California Sur para observar los lasillos que ahí conservaban de un faldellín pericué hecho con nudillos de carrizo de más de 700 años de antigüedad en cual se le solicito les elaborara con esta técnica para colocar en un maniquí de una mujer pericué  junto con un pectoral de concha de madreperla para su compañero.

Ya logrado este paso comenzó confeccionar arcos completos con su flechas haciendo sus amarres con esta fibra de plátano poniendo mango a las hachas haciendo los amarres con esta fibra, logrando de esta manera piezas que envidiaría cualquier coleccionista de armas antiguas y así consiguió hacer su primera pequeña exposición durante el mes de mayo al mes de agosto de 2013 en Centro de Artes Tradiciones y Culturas Populares de Baja California sur.

Casimiro Gardea Orozco presento esta serie de objetos con la finalidad de que las personas obtengan una imagen de cómo eran utilizados y la importancia que tenían para las culturas de los indígenas californios dedicados principalmente a la caza y recolección de frutos y semillas. Además esta piezas son concebidas por el autor como una artesanía diferente tal vez, pero no menos importante al ser hechos con enorme destreza y habilidad..

Reconocemos la constante labor de este artesano que nos ofrece una interesante visión de la cultura de los antiguos californios, esperando que hayan disfrutado de esta muestra del talento y creativad de este Sudcaliforniano por adopción.

Hoy sus piezas están a la venta en:
 La Casa del Artesano Sudcaliforniano
Parque Cuauhtémoc   Bravo y Mutualismo Frente al Malecón

CASA DEL ARTESANO SUDCALIFORNIANO 005 

Agradecimiento a Citlali Magazine por el articulo publicado

 

La Paz, Baja California Sur

Agradecimiento a Citlali Magazine por el articulo publicado Armamento Tolteca-Azteca y Puntas de Flechas Indias enfocado al Arte Litico de Sudcalifornia, Historia de Los Antiguos Californios (Guaycuras, Pericues y Cochimies) del cual ponemos un  enlace para que Usted tambien lo disfrute.

La Paz, Baja California Sur

 

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

 La Paz, Baja California Sur

La Paz, Baja California Sur

 

 

La Paz, Baja California Sur

http://www.citlalired.com/index.php/308-armamento-tolteca-azteca-y-puntas-de-flechas-indias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s