HACEN BOLSOS Y MONEDEROS DE SAPOS EN FRANCIA

AFP / París
El cuero de una especie de sapo de América Latina importado por Australia, donde se convirtió en plaga nacional, es un preciado accesorio de moda en Europa y se vende ahora al resto del mundo.


La historia tiene todo de un cuento de hadas moderno y empieza  el siglo pasado, cuando Australia decide importar el sapo Rhinella marina, una especie de batracio gigante tropical que abunda en América central y el norte de Sudamérica, para combatir coleópteros dañinos para la agricultura.

Hacen bolsos y monederos con cuero de sapo en Francia
La saga del sapo que termina como accesorio de moda en Europa, donde es usado por hombres y mujeres, teñido en fucsia, turquesa, amarillo o verde, convertido en pulsera, cinturón, colgante o monedero, es una historia digna de ser contada.


Incluso aquellos que tienen gustos más clásicos sucumben a la tentación de cambiar el oro y las perlas por este cautivante amuleto de la era moderna, un sapo de piel tan frágil como la víbora pitón y cuyos ojos no son los de él: se substituyen por piezas de vidrio o piedras semipreciosas. Todo comienza en París hace poco más de dos años.


“Un amigo me había ofrecido una ranita amuleto neocelandesa embalsamada que me provocaba cierto rechazo, pero que terminó fascinándome”, cuenta la diseñadora polaca Monika Jarosz, de 35 años, en su casa-taller instalada en una exlechería del barrio parisino de Belleville.

Los sapos Rhinella marina ahora son parte de la moda en Europa


Llegada a Francia hace 12 años de Ostrowiec Swietokrzyskie, en Polonia, esta joven mujer de cabello oscuro y cutis pálido comenzó modelando antes de iniciarse como estilista.


Brujería o amuleto de prosperidad
“Cuanto más tocaba la rana, más su cuero me decía cosas y más iba tomando forma la idea de crear algún tipo de joya. Pero era necesario conseguirlos reciclados”, agrega. Monika se dirige  a restaurantes que cocinaban ancas de rana, en vano.


Hasta que descubre la existencia de un sapo gigante venenoso proveniente de América Central y del Sur, introducido en Oceanía hace muchas décadas.


El batracio proliferó tanto y evolucionó hasta alcanzar, a veces, el tamaño de un pequeño perro que aún los defensores del medio ambiente se suman hoy a las autoridades de Australia para capturar y eliminar este animal convertido en amenaza para el ecosistema, ya que su ingestión es venenosa para otros animales.


Con la ayuda de un taxidermista australiano de Cairns,  Jarosz obtiene los restos de sapo “cuyo tratamiento necesita 14 etapas antes de poder teñirlos y trabajarlos”. Fue en un taller de marroquinería de lujo de Romainville, en los suburbios de París, donde ayudada por Hacen, Fafa y Beja, los sapos se convierten en carteras, monederos o cintos de lujo, fabricados a mano y made in France.


Mientras selecciona un centenar de sapos muertos, aplanados y secos, de 10 a 20 centímetros  de largo, cuya cabeza sobresale como en las antiguas alfombras de tigre, Monika recuerda que los sapos son  “símbolo de fertilidad y prosperidad, están muy vinculados a la brujería”.

Sapos  turquesa
Leyenda “Lo que me interesa es el cuento de hadas, el sapo que se convierte en príncipe…”, dice la diseñadora   Monika Jarosz antes de besar a uno de los sapos turquesa con mirada negra y brillante.
Precios  Un monedero, según el país donde se vende, puede costar hasta 340 dólares. El bolso más caro cuesta más de 1.300 dólares. Los productos se venden en tiendas de lujo o puntos de venta en Tokio, Pekín, Nueva York, París y Berlín, donde los sapos adquirieron el estatus de “objetos de culto”.

LA INTRODUCCION DE ESPECIES NO NATIVAS A AUSTRALIA

Hace mucho tiempo (1935) algunas personas descuidadas llevaron a Australia  sapos gigantes (Bufo marinus) para controlar la plaga de escarabajos de la caña de azúcar. No sabían lo que estaban haciendo… como casi todas las historias ecológicas de Australia, es una mezcla de película de desastres con comedia de enredo.

El sapo marino, sapo de caña o sapo gigante es un batracio duro. De piel seca y resistente, come mucho yde todo y es muy prolífico. Además es grande y sus glándulas venenosas (segregan una sustancia lechosa llamada bufadienolida, letal incluso para el hombre) lo hacen un bocado mortal para cualquier depredador. Aparece en la lista de las 100 especies invasivas más dañinas del mundo, pero esto en los años ’30 no se sabía.

El resultado es que la fauna australiana se trastocó. Depredadores de tamaño pequeño y mediano que intentaban comerse estos sapos, los renacuajos o los huevos, como el satanelo septentrional (Dasyurus hallucatus) el cocodrilo (Crocodylus johnstoni) el varano goanna (Varanus variuso el escinco de lengua azul (Tiliqua scincoides) morían por centenares.

Las autoridades se alarmaron. Se intentaron métodos como, por ejemplo, adiestrar satanelos con sustancias amargas para que aprendieran a no comer sapos. Se hacían recuentos que sólo testimoniaban la desaparición de especies a medida que los sapos venenosos se iban extendiendo.

Por otro lado, existe una planta, Bryophyllum delagoense –inmigrante de Madagascar que también ha medrado en Australia- que forma parte de la dieta de los escincos que hemos comentado. El escinco es una especie de lagarto gordo de patas cortas y medio metro de largo, que seguramente coma huevos y renacuajos más que adultos, ya que son insectívoros que no le hacen ascos a un poco de carne o una verdurita. Por ejemplo, las flores de Bryophyllum. Y resulta que esas flores producen un alcaloide muy similar a la bufadienolida del sapo.

Así que, en los últimos repasos de la población, se han descubierto escincos que pueden sobrevivir a la ingesta de sapos: han adquirido resistencia a la toxina debido a su dieta de flores.

Como la susodicha planta lleva menos de cien años en territorio australiano, y los escincos tienen una generación cada dos a cuatro años, estaríamos hablando de un remodelado genético extraordinariamente rápido. Pero cuando la necesidad aprieta… las otras especies lo tienen más complicado ya que ni los cocodrilos ni los varanos comen flores. Estos detalles casuales son los que a la larga deciden la supervivencia de una especie.

 ARTESANIAS LITICAS DE SUDCALIFORNIA

CASA DEL ARTESANO SUDCALIFORNIANO

SOBREVIVIENTES DE LOS ANDES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s