CRÓNICA DEL DESPLOME DEL AVION DC 3 AERONAVES DE MEXICO EN LA PAZ BCS 1967

A las 7:15 horas del 12  de junio de 1967 este avión DC 3, bimotor de Aeronaves de México, se impactó sobre tres casas en la colonia Guerrero, minutos despues el equipo de bomberos llegaba al lugar para evitar una explosión y rescate de pasajeros Foto. autor desconocido, propiedad H. Cuerpo de Bomberos

 

DESPLOME AVIÒN DC 3 AERONAVES DE MEXICO EN LA CIUDAD DE LA PAZ BCS EL 12 DE JUNIO DE 1967.

HEROICA INTERVENCIÓN DEL CUERPO DE BOMBEROS

    • FALLAS EN EL SISTEMA HIDRAÙLICO Y FUEGO EN EL MOTOR DERECHO OCASIONÒ EL DESPLOME EN LA AVENIDA MEXICO E INDEPENDENCIA
    • LOS PILOTOS INTENTARON REGRESAR AL AEROPUERTO, PERO PERDIÒ SUSTENTABILIDAD.
    • FALLECIERON 2 NIÑOS, 2 PILOTOS y 1 TECNICO
  • DON GONZALO MONTAÑO CON UN HACHA ABRIO LA PUERTA DE ESCAPE.

Reportaje. Evaristo Murillo Estrada.

” Estaba con mi hermano Víctor Murillo jugando a los pilotos de carreras en una carcanchita Ford Modelo A 1932 convertible, cuando de pronto en el cielo vimos que un enorme avión pasaba casi por nuestras cabezas, llevaba un motor en llamas, con gran cantidad de humo y varias explosiones, casi le pega a la punta de unos árboles y de pronto Pum, se estrella sobre las casas de nuestros vecinos, Víctor se mete a mi casa y yo corrí apresurado a ver donde había caído; el avión se clavó sobre un corral de chivas y unas casas de palma,; de pronto aparece un señor con una hacha abriendo una puerta” ! Así empieza esta historia ! Testimonio Evaristo Murillo 6 años…

 

“ Muy temprano encendí con dificultades mi hornilla de ladrillos utilizando ramitas, varios cerillos y unos trozos de choya seca; cuando, se disipó el humo y el fuego estaba a punto, empecé a preparar unos frijolitos y huevos revueltos para mis cinco hijos que irían a la escuela Carlos A Carrillo además esperaba a mi esposo que pronto regresaría de trabajar de un sitio de taxis; pensaba comprar unas tortillas de maíz hechas a mano con mis vecinas; al momento que probaba una taza de café de talega escucho en el cielo un fuerte rugido; miré por la ventana y vi impresionada un enorme avión con el motor derecho envuelto en llamas y despidiendo una columna de humo; peligrosamente se tambaleaba a baja altura, pero se dirigía amenazadoramente hacia mi; de pronto – Dios Mío – sucedió lo inevitable, se estrelló directamente sobre mi humilde vivienda, – quedé paralizada – tras una fuerte sacudida volaron pedazos de madera, láminas, muebles, platos y cubiertos; escuche los gritos de mis hijos, una enorme nube de polvo, gran cantidad de humo nos envolvió; de pronto algo me golpeó la cabeza y perdí por un instante el conocimiento”. Testimonio de la señora María Romero Unzón, madre sobreviviente.

EL DC3 HABÍA DESPEGADO SIN NOVEDAD PERO A LOS POCOS MINUTOS…

Reportaje. Evaristo Murillo E.

Eran aproximadamente las 7:00 horas del 12 de junio del año 1967, un avión Douglas de la compañía Aeronaves de México matrícula  XA- FUW con dos motores Pratt and Whitney R 1830 S tipo DC 3A-197D, que alcanzaba a desarrollar los 298 kilómetros por hora; con mas de 20 pasajeros a bordo, su tripulación, 600 kgs de carga y más de 2, 200 litros de combustible despegaba aparentemente sin novedad del antiguo aeropuerto de la ciudad de La Paz, Baja California Sur ubicado en la zona de lo que hoy es el Polideportivo y el edificio del Ayuntamiento de La Paz, su destino era el aeropuerto Rafael Buelna en Mazatlán, Sinaloa con una ruta de 427 kilometros; era una mañana limpia y despejada; minutos después se escuchan varias explosiones, el motor ubicado sobre una ala derecha de 29 metros despide fuego y luego gran cantidad de humo, segundos después se apaga, pero aumenta el fuego y el humo mas intenso; el avión empieza a perder control, altura y sustentabilidad, el capitán inicia el protocolo para el aterrizaje de emergencia ya eran las 7:05 hrs; reportan la falla a la torre de control para intentar regresar al aeropuerto, pero todo fue demasiado rápido, se desplomó al momento de virar hacia la derecha y a escasos metros de una escuela primaria.

MOMENTOS ANTES DEL IMPACTO

Según informes de pilotos expertos en volar aviones DC 3 Bimotores, comentan lo que pudo haber ocurrido en la cabina minutos o segundos antes del impacto “ Torre de Control, Torre de Control, Mayday Mayday Mayday; fuego en el motor derecho, regresaremos al aeropuerto, perdemos altura, perdemos altura”. – Mensaje de emergencia que seguramente escuchó por la radio el controlador aéreo – ; posteriormente el capitán debió aumentar las revoluciones del motor izquierdo para estabilizarlo, perfilar la hélice del motor derecho para disminuir la resistencia al avance; jala con fuerza el timón de profundidad para elevar la nariz del avión; con los pies presiona con fuerza los pedales del timón de dirección; gira con persistencia el volante hacia la derecha e izquierda para mantener estabilizada la aeronave de 20 metros de longitud y continuar planeando en busca de un claro sobre el terreno para evitar un impacto en un grupo de casas o de la escuela primaria Carlos A Carrillo que en ese tiempo se ubicaban a las orillas de la ciudad de La Paz.

POR UNOS METROS Y SE IMPACTARIA EN LA ESCUELA PRIMARIA

Seguramente el capitán intentó realizar un aterrizaje de emergencia sobre una arboleda de mezquites y sobre un claro entre el punto Este y el cerro de la zona militar. En la mayoría de las veces el diálogo que ocurre entre el capitán y el primer oficial responsables de volar aviones son de extrema tensión y nerviosismos porque esta en peligro sus vidas y las de los pasajeros en fracciones de segundos culmina el mortal descenso al desplomarse sobre dos viviendas de madera que prácticamente fueron arrancadas de tajo lastimando a sus moradores.

LA DESGRACIA DE UNA FAMILIA SUDCALIFORNIANA Y EL FALLECIMIENTO DE LOS PILOTOS

Reportaje. Evaristo Murillo E.

El avión Douglas DC 3 con un motor averiado, 20 pasajeros a bordo y su tripulación, se desplomó sobre tres humildes viviendas (Miselánea la Sorpresa, una tortillería y el hogar de la familia Romero Unzón) ubicadas sobre las calles México, Independencia y Reforma en la colonia Guerrero, a solo 50 metros de una escuela primaria, precisamente minutos antes de que los alumnos y maestros ingresaran a sus aulas. Segundos antes del aterrizaje forzoso, varios habitantes del sector de la ciudad escucharon los inusuales ruidos de los motores y observaron la caída del avión; entre ellos un niño de 6 años que le decían el “Cletito” habitaba en la casa de Melitón Albañez y Reforma propiedad del joven matrimonio de Evaristo Murillo Martínez y Victoria Estrada Domínguez; al observar el avión se escapa de su casa y corre curioso hacia el lugar del accidente sin imaginar el peligro que corría por los riesgos de una explosión.

NUNCA OLVIDARE ESTAS IMAGENES.

“ Estaba con mi hermano Víctor Andrés jugando a los pilotos de carreras en una carcanchita Ford Modelo A 1932 que mi padre tenía en la casa; vi al avión con mucho humo y tronaban los motores, pasó cerquitas de la esquina cuando de pronto escuché un fuerte ruido, luego corrí para ver donde había caído; al mirar hacia mi derecha – ¡ la tortillería de Doña Panchita y las chivas ¡ exclamé; al ver el avión cubierto con lumbre y una enorme columna de humo negro, – mi corazón latía como tambor- me acerqué como a 50 metros del lugar, de pronto sin importarle el fuego un señor alto y delgado con sombrero blanco “ Gonzalo Montaño “ sube con gran valor y decisión por el ala y con una hacha logra abrir la puerta por donde salen los pasajeros corriendo y gritando; luego empieza a llegar la gente, de pronto se aparece a toda velocidad una bombera roja haciendo mucho ruido, llegan carros y mas gente; al rato llega mi papá , me agarra de las orejas y me dice “ Pinche chamaco te ando buscando por todos lados y tu de mitotero, tu mamá esta asustada, vámonos para la casa”; en ese momento la gente corre en pánico por todos lados porque alguien grita “ va a explotar, va a explotar váyanse todos”, al llegar con mi madre, mi padre dice ¡ aquí esta el chamaco ¡ andaba de alborotero con el avión que se cayó a la vuelta y ¡ tu también que hacías allá ¡ le contesta mi mama asustada al tiempo que me abraza y me da un beso en la frente; mi otro hermano Norberto y mi hermana Esther Elena se encontraban dormidos en sus cunas” . Testimonio de Evaristo Murillo Estrada cuando tenía 6 años.

Por su parte el señor Evaristo Murillo Martìnez, luego de que retirò a su hijo del accidente, regresó para observar las maniobras de los bomberos y colaborar en las labores de rescate; esta es su versión. ” En medio del fuego el equipo de bomberos sube a la cabina del avión que estaba destrozada por el impacto con una barda de una casa; con fuerza jalan de su uniforme a un piloto quien ya estaba muerto, vi que su cuerpo estaba cubierto por gran cantidad de ladrillos rojos y la cara desfigurada; dijo que seguramente el aviòn se atrancò con la barda y no causò mayores desgracias, pero con ese impacto provocò la muerte de ambos pilotos y una persona màs”. En tierra provocò el desceso de dos pequeñitos.

QUE IRONIA EL AVION TAMBIEN IMPACTO UNA TIENDITA ” LA SORPRESA ”

 

Efectivamente el desplome del Douglas de Carga y Pasaje que minutos antes había despegado sin mayores problemas del aeropuerto ubicado a 3.5 kilómetros del accidente, ocurrió precisamente sobre una pequeña tienda propiedad de la familia Montaño Montaño que se llamaba “ La Sorpresa “ y que curiosamente en esos momento estaba vacía, pero a escasos metros estaban reunidos sus integrantes Gonzalo Montaño, Graciela Montaño, Lola Montaño y una niña de 5 años Rosa María Montaño Montaño quienes milagrosamente salvaron sus vidas; Don Chalo Montaño antes del impacto se estaba abrochando los zapatos porque esa mañana iría a trabajar, mientras tanto la señora Graciela Montaño por poco y pierde una pierna.

EL AVION TAMBIEN AFECTÓ UNA DE LAS PRIMERAS TORTILLERIAS DEL BARRIO

El desplome del avión también dañó una conocida casa donde se elaboraban y vendían tortillas de maíz elaboradas a mano, lugar donde acudían decenas de niños y niñas que vivían en la periferia pero que se divertían a lo grande al observar gran cantidad de cabras ( chivas ) en un pequeño corral adyacente al lugar; se trataba de una humilde vivienda, construida a base de troncos de madera de dos aguas con techo de palma; las hornillas estaban hechas de ladrillo rojo y sobre ellas un enorme comal de metal el cual se calentaba con leña de mezquite; prácticamente era un taller artesanal, toda la familia trabajaba en equipo; un señor extraía de una especie de pila gran cantidad de maíz cocido a base de agua y cal que un día anterior ponían a remojar; posteriormente con una cubeta vaciaba su contenido en grandes cacerolas de barro que un par de señoras flexionadas sobre sus piernas y pies con una taza de peltre tomaban una porción, la distribuían sobre unos metates de piedra, la rociaban de agua y con un cilindro de la misma piedra, realizaban repetida y trabajosamente movimientos ascendentes y descendentes para lograr la tan preciada maza que posteriormente la redondeaban entre sus manos, las adelgazaban a base de palmadas y luego arrojadas al comal; luego de escuchar un chillido al contacto de la maza fría con el metal caliente – mmmmmmmm – ese olor característico de tortillitas de maíz que se antojan con frijolitos y quesito; en menos de 30 segundos estaban listas y arrojadas sobre varias servilletas de manta llevadas por decenas de niños y niñas que previamente hacían una especie de cola para esperar su turno y luego llevarlas hacia sus hogares para el desayuno o la comida. Milagrosamente quienes vivían y trabajaban en la tortillería ninguno resultó lesionado, pese al enorme impacto del pesado aparato, todos fueron evacuados y rescatados a tiempo; se trababa del matrimonio conformado por Francisca Sánchez Sierra y Román Balderas Muñoz, así como sus hijos Cruz, Epifanio y Graciela, además de sus parientes Tomás Cota Balderas, Genaro Balderas, María de Jesús Balderas Sierra y María Verduzco Amador.

Doña María Romero Unzón, madre sobreviviente narró su historia sobre el impacto de la aeronave

LA DESGRACIA DE LA FAMILIA TRASVIÑA

Sin embargo la familia Trasviña Romero no corrió la misma suerte, la nariz del avión, el ala y una parte del fuselaje prácticamente arrancó de tajo su humilde vivienda de madera, lesionando mortalmente a dos pequeños, otros dos niños heridos fueron trasladados al hospital; los dos pilotos perdieron la vida segundos después del tremendo impacto, los cuerpos de ambos quedaron flexionados fuera de la cabina; también falleció un técnico de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes quien llegó a la entidad para supervisar las instalaciones del aeropuerto ya que pronto empezarían a llegar aviones tipo Jets.

“Cuando el enorme aparato se impactó sobre mi casa, recuerdo que luego del espantoso ruido, fue arrastrada la cocina, la sala, las camas; todo volaba por los aires, no se como resulté ilesa del tremendo golpe; mi hijo Antonio Trasviña Romero estaba recién nacido desafortunadamente lo recogí ya muerto, a mi otro pequeño Jesús Cesar de 6 años también pereció aplastado; la verdad fueron momentos terribles que no se lo deseo a nadie, fue muy doloroso ver a todos mis hijos regados por el patio y los restos de la casa sobre ellos.

A mi otro niño Baltazar tenía 3 años de edad, sufrió quemaduras en la cadera, piernas, rodillas y tobillos; es decir la mitad de su cuerpecito estaba lesionado; Armando mí otro hijo y yo milagrosamente no sufrimos lesiones de consideración. Luego que recobre el conocimiento, mi primer pensamiento fue, donde están mis hijos; en ese momento no me importó nada; grandes lenguas de fuego surgían por todas partes; yo solo intentaba rescatar y localizar a todos mis hijos, locamente tal vez por instinto de madre, buscaba por todos lados a mis pequeños, entre el fuego, el humo, entre el avión y entre toda la conflagración con riesgo de una explosión, mi propósito era localizarlos y ponerlos a salvo, fui encontrando uno por uno, removí tablas, barrotes, ladrillos, láminas, piedras, muebles a todos los localice; unos muertos y otros heridos pero al fin los reuní. También recuerdo que cuando buscaba desesperadamente a mis hijos vi a un piloto que estaba atrapado debajo del motor y se estaba quemando, vi como el aceite caliente y con fuego le caía sobre la cara desfigurada con un ojo de fuera; tal vez por el coraje y la desesperación por la muerte de mis hijos intente abofetearlo, pero en ese preciso momento giro la cabeza y murió, me quedé con la mano derecha en alto. En medio del caos quedó grabado en mi mente que una pequeña vecina de 5 años que se llama Rosa María Montaño Montaño desesperadamente intentaba apagar el fuego echando tierra con sus pequeñas manitas.

Lo que sucedió después forma ya parte de la historia fue como una terrible pesadilla, mis hijos que sobrevivieron ya crecieron, tienen a sus familias, yo todavía pacientemente me recupero de aquel terrible momento y dolor; por años estuve enferma pero con la ayuda de Dios y personas de buena voluntad hemos superado el dolor y la tragedia. Testimonio de la señora María Romero Unzón.

Jose Manuel Calderon Cota, bombero que participó en el operativo de emergencia.

Con más de 40 años al servicio en el Heroico Cuerpo de Bomberos en la ciudad de La Paz Baja California Sur, José Manuel Calderón Cota desde los 16 años se dio de alta en la corporación comentó “ Yo era bombero voluntario, esa mañana estaba trabajando en la mueblería la Palma en el centro de la ciudad, cuando escuché la sirena, a lo lejos vi la columna de humo sobre la avenida 16 de septiembre por el lado Este; inmediatamente tomé un taxi y llegué al lugar del accidente.

Ya estaba una bombera, era una “ SEAGRAVE 1936 “, me incorporé al operativo de emergencia integrado por Martín Leal, José Lázaro Cabrera, Rosario Verdugo e Ismael Betancourt entre otros; el grupo estaba dirigido por el Comandante Mario Enrique Ruiz Cota quienes intentaban apagar los motores incendiados y rescatar a un piloto atrapado entre el fuego. Añadió “ Gracias a la oportuna intervención de una persona que abrió la puerta salieron con vida Don Carlos ( Chalito ) Cota, Ignacio Moyron, Loubeth y esposa dos religiosas, además de 20 personas de quienes no recuerdo sus nombres”.

“Luego de 4 horas de esfuerzos, por fin logramos controlar el fuego y evitar una peligrosa explosión de mas de 2 mil litros de combustible ya que afectaría a cientos de familias ubicadas en las cercanías del accidente aéreo; según el reporte oficial murieron 2 pilotos, 2 niños, 3 heridos y el deceso de un técnico que había realizado una inspección al antiguo aeropuerto ubicado en la Fuerza Aérea Mexicana ya que estaban por inaugurar la primera ruta de los aviones impulsados por turbinas. Con la intervención de elementos de la Zona Militar dispararon sus armas y perforaron los tanques de combustible evitando una gran conflagración.

Con relación a los nombres de los pilotos, sobrecargos y pasajeros, e inclusive el informe técnico oficial sobre las fallas y desplome del avión por el momento no lo tenemos disponible; tenemos conocimiento que existen en los archivos del antiguo aeropuerto de la ciudad de La Paz BCS pero no se ha logrado localizarlos.

En la página web AVIATION SAFETY NET WORK contiene una base de datos sobre las cusas del accidente, tipo de avión y caracteristicas generales pero sin mayores detalles.

Lo que se ha mencionado son testimonios y vivencias que observaron cada uno de los protagonistas como un servidor cuando tenía 6 años, nunca me imaginé que con el tiempo tendría la oportunidad de plasmarlo en los medios informativos tradicionales y ahora con las maravillas de BLOGGER y del FACE BOOK., seguramente continuaremos enriqueciendolo con las aportaciones de aquellos protagonistas de la época.

DAVID AMBRIZ JOVEN MECÁNICO DEL TALLER UBICADO EN LA ESQUINA DE DURANGO E INDEPENDENCIA

Yo tenìa como 15 años y esa mañana estaba trabajando en un taller mecánico propiedad de mi hermano, ubicado en la esquina de las calles Durango e Independencia, era temprano cuando de pronto vimos el aviòn tambaleandose y con un motor fallando, tronaba fuerte y con humo.

Vi que el avión venìa mas o menos por el rumbo de la calle Padre Kino hacia el cerro de los militares pero de pronto dio vuelta hacia la izquierda por la calle reforma o tal vez por la calle Independencia; cuando pasò por arriba de nuestro taller mecànico, la punta del ala izquierda estaba hacia abajo; de pronto golpeo sobre unos cables de electricidad al tiempo que hizo como una especie de maroma hacia la izquierda y se impacto sobre las casas.

En cuanto se desplomó la aeronave todos corrimos para ver el impacto, vi como la mamá de la señora María Romero Unzón sacaba entre los escombros a su nietecito ya muerto y el cuerpo quemado; ellos estaban desayunando cuando ocurrió el accidente, señaló.

EL AVION PASÓ POR ARRIBA DE UN ARBOL DE LA INDIA DE LA ESCUELA NORMAL URBANA ASEGURÓ JESUS SALVADOR CASTRO CAMACHO CUANDO TENIA 15 AÑOS.

” Eran como las 7 de la mañana de 1967 yo vivía en la Marquez de León y Heróes de Independencia, me dirigía a la escuela secundaria José María Morelos y Pavón cuando de pronto mi padre Jesus Castro de la Peña y yo vimos como el avión llevaba un motor en malas condiciones con fuego y humo; de pronto tuvo un fuerte descenso y casi le pega a un enorme arbol de la india que estaba en el patio de la Escuela Normal Urbana; la mayoría de las alumnas pegaron un grito porque casi se cae en la explanada de ceremonias”.

” Comentó que el piloto logró recuperar altura se dirigió hacia el rumbo del cerro por donde actualmente se localiza la zona militar en la 5 de mayo, a los pocos minutos se desploma sobre la casa de un señor taxista, le decían el Guero Trasviña”. ” Ahí murieron dos niños y los pilotos” , Testimonio del señor Jesús Salvador Castro Camacho 16 años…

Narración de Lorenzo Castañeda del Pozo joven estudiante de la escuela secundaria José María Morelos y Pavón  1967

  • Ese día del vuelo de Aeronaves de México, yo estaba en la secundaria en una asamblea antes de entrar a clases ya que era el fin de curso y algunos de los compañeros dijeron: pasó un avión echando humo; Más tarde nos enteramos del accidente.Al llegar a mi casa, mi padre, el Cap. Piloto Aviador José Castañeda, que trabajaba en el aeropuerto, en Servicios Aéreos o en el Gobierno del Territorio comentó que la emergencia se dió iniciando el despegue en el antiguo aeropuerto de La Paz, donde ahora está la unidad deportiva Nuevo Sol.

Al momento del despegue y al iniciar el levantamiento del tren de aterrizaje se reventó una manguera que arrojó el aceite sobre el tubo de escape del avión, pero no había terminado de subir el tren de aterrizaje y por lo tanto no habían puesto la palanca en neutral y así seccionar el flujo de aceite hidráulico, de esa manera mantener el tren en la posición donde estaba, de esa manera la bomba del hidráulico siguió bombeando y a la vez lo poco que había subido el tren de aterrizaje se perdió por la pérdida del aceite.

 

Una vez decretada la emergencia se inició el procesó de regreso y la idea era regresar a la pista en sentido contrario al despegue, pero por la presencia de un asesor en la cabina, se supone, se dieron más ordenes de las necesarias y mientras viraba el avión para regresar al aeropuerto no se fijaron que habían quedado muy cerca de la cabecera y eso imposibilitaba aterrizar oportunamente y por eso decidieron pasar sobre el aeropuerto y hacer el procedimiento sobre la ciudad a baja altura, pero al iniciar el procedimiento de regreso a la cabecera norte se encontraron que el tren de aterrizaje estaba abajo y el motor donde se suscito el incendio lo habían tenido que parar para extinguir el fuego, ante esa situación, combinado con la baja altura el único motor funcionando no daba la capacidad para sostener el vuelo y sucedió la caída en el lugar ya conocido.

 

Mi padre me comentó que el primero en llegar al accidente de las autoridades aeronáuticas fue el comandante del aeropuerto CAP. Piloto Aviador Gerardo Mejía Rodríguez y a su llegada vio que no había incendio solo humo y en esos momentos ya habían llegado los bomberos de la ciudad y les grito que no le hecharan agua al combustible, pero no lo oyeron y al contacto con el agua se suscito el incendio por la causa de que el calor del area quemada evaporó el agua y eso produjo una atmósfera saturada de oxigeno y se produjo el incendio.

Al día siguiente buscando datos se informó que alguien había visto caer algo del avión en el tramo entre la cabecera sur del aeropuerto y la escuela del Calandrio, ya existía esa escuela, por lo tanto me puso mi padre a buscar junto con algunos de los empleados del rancho algún indicio de eso, habiendo peinado una franja como de doscientos metros de ancho desde la cabecera pasando por el arroyo, ahora el piojito, un cardonal que había despues y después el rancho de Don Esteban Talamantes, ahora los fraccionamientos las Américas y el Pescador, el arroyo del Calandrio y hasta la escuela Victor Hugo. No apareció nada que indicara la caída de alguna pieza del avión que fuera reconocible como manguera o metal.

Ellos consideraron que posiblemente si haya caído algún trozo de manguera o forros de las conductos que están bajo el motor y se haya quedado encajado en algún cardon, mezquite o algún arbusto, fuera de la vista o dentro del plantío de alfalfa que había en esos momentos en el rancho de Don Esteban.
Las causas del accidente fueron un incendio en el motor, el no haber podido asegurar aunque sea parcialmente retraído el tren de aterrizaje y el viraje muy cerrado que evito el poder regresar oportunamente al aeropuerto.

OTROS  ACCIDENTES AÉREOS DE LA ÉPOCA….

UN AVION DE COMBATE DE LA FUERZA  AEREA  MEXICANA  SE ESTRELLÓ EN EL MONTE

En ese mismo periodo un pequeño avión de combate que se utilizó en la Segunda Guerra Mundial utilizado por un escuadrón de la Fuerza Aerea Mexicana, al pasar por arriba de las casas de las avenidas Melitón Albañez y Reforma, la mayor parte de los vecinos escucharon varias detonaciones y humo del motor, de pronto vimos como fue descendiendo hasta estrellarse en el monte.

Despues nos enteramos que el piloto murio al instante despues de estrellarse.

OTRO ACCIDENTE AEREO GUERRERO NEGRO BCS

 

Un año despues en 1968 el día 26 de diciembre un avión DC 3 propiedad de la Compañía Exportadora de Sal de Guerrero Negro se estrella en una area cercana al puerto de Ensenada, Baja California, accidente donde murieron 12 personas.

MORTAL ACCIDENTE EN LOS MOCHIS, SINALOA

Por otra parte el día 29 de enero de 1986 un avión tipo DC3 A 178 de la compañía Aerocalifornia con matrícula XA-IOR salió por la mañana del aeropuerto de Ciudad Constitución, Baja California Sur con 21 personas abordo y con destino a la ciudad de Los Mochis, Sinaloa; según informes extraoficiales de testigos señalaron que el avión despegó sin novedad del aeropuerto de La Paz, cruzó el Golfo de California sin contratiempos; posteriormente la torre de control del aeropuerto de Los Mochis reporta visibilidad cero por una intensa neblina y da indicaciones al piloto que tomen alguna pista alterna; sin embargo algo falló; el avión DC 3 al intentar aterrizar en un lugar conocido como Las Lomitas, una de las alas se impacta en tierra y ocurre un lamentable y mortal impacto donde mueren 21 personas varias de ellas originarias de Baja California Sur y del hermano estado de Sinaloa.

 

 

EL SEÑOR LORENZO CASTAÑEDA DEL POZO, RESIDENTE DEL RANCHO SAN PATRICIO AHORA TERRENOS DE LA UABCS, PADRE E HIJO OBSERVARON DEL DESPEGUE, FALLA DE MOTOR Y RECORRIDO DE REGRESO DEL AVION DC 3 QUE SE DESPLOMO EN LA CIUDAD DE LA PAZ BCS.

 

 

 

One comment

  1. Rosario. · agosto 27, 2014

    Creo que el avión que se estrelló en los Mochis Sin. en 1986, salió del Aeropuerto de Cd. Constitución, B.C.S. no de La Paz…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s